Abogan por liberación de presos políticos de Nicaragua en festividades navideñas


  • Para muchas familias de Nicaragua, el espíritu navideño está encerrado como lo están sus presos políticos, mientras se prevé que la represión orteguista seguirá escalando el próximo año en el país



En un rincón de la celda 35 del sistema penitenciario La Modelo de Tipitapa, el preso político Steven Mendoza, se retuerce del dolor, pues desde hace varios días ha presentado sangrado en sus partes genitales y diarrea, todo hace indicar que puede ser causado por una fuerte infección.


Este joven de 20 años está cada vez más delgado. Hace unos meses fue golpeado delante de su esposa mientras ella le visitaba en la cárcel. Sin embargo, él mantiene firme su posición de demandar justicia y libertad para los detenidos ilegalmente por asuntos políticos en Nicaragua.


Su esposa Elizabeth González, lejos de pasar la Navidad en Masaya junto a él y sus dos hijas, cuenta que en su reciente visita, lo vio bastante deteriorado y con serios problemas de salud, pero todavía no había sido ingresado a ningún centro asistencial para detectar el padecimiento que este muchacho tiene.


“Esta es la segunda Navidad consecutiva que no está con su familia, ahí no le han dado asistencia médica, porque ha sangrado hasta de las encías. En esta época todo es tristeza para los familiares de todos los presos políticos porque ellos están encerrados de manera injusta. Quisiera que este año estuviera con nosotros, porque la niña mayor siempre está preguntando por su papá”, agregó.

Un familiar del preso político Norlan Cárdenas, que prefirió el anonimato por temor a represalias, cuenta que el muchacho ya llevaría tres navidades sin estar en su casa, mientras su esposa, sus hijos y el resto de seres queridos lo siguen extrañando. Cuando llega cada temporada navideña, su familia se encierra y no realizan ningún tipo de celebración porque una silla del comedor sigue vacía.


“Desde el 2019 para nosotros no hay navidad, no celebramos fin de año, ni cumpleaños, Norlan cumplió 32 años en el Chipote, sus 33 años en La Modelo y este pasado 10 de diciembre cumplió sus 34 años nuevamente en una celda de La Modelo de Tipitapa y al parecer pasará otra Navidad encerrado injustamente. Para nosotros se cortó toda alegría y el espíritu navideño. La verdad no vemos que este gobierno tenga la buena voluntad de sacar a los inocentes”, consideró el familiar.


Doña Nidia Barbosa Castillo, originaria del municipio de Nindirí y miembro de la Alianza Cívica, es una de las más recientes detenidas en el departamento de Masaya por ser una reconocida opositora al gobierno. Se conoció que la semana pasada fue trasladada de la estación policial de Masaya hacia el penal de Granada conocido como la Granja.


“Ahorita ella tiene problemas de salud, está delgada, sufre de artritis y problemas cardíacos y por el clima frío de la celda tiene tos. Recordemos que ella tiene 66 años. Sus hijos pudieron verla solamente por una hora, ellos están angustiados por el estado de su mamá. Todo el pueblo opositor de Nicaragua no nos vamos a cansar de seguir exigiendo la liberación de todos los presos políticos en esta Navidad”, comentó una amiga de Barbosa.


PANORAMA 2022



Yader Valdivia, miembro del Colectivo Nicaragua Nunca Más

Antes de ser sacados de sus casas o detenidos en plena vía pública y ser ingresados a las celdas, los presos políticos de Nicaragua, fueron acusados de cualquier delito, entre estos robos, secuestros, portación ilegal de armas, terrorismo y hasta narcotrafico.


“En este año el régimen se preparó con un combo de leyes para perseguir y callar a los ciudadanos comunes y precandidatos presidenciales que considera sus opositores y de esta manera socavar la democracia y los derechos fundamentales de los nicaragüenses”, según el abogado Yader Valdivia, miembro del colectivo de derechos humanos Nicaragua Nunca Más, exiliado en Costa Rica.


Lejos de que Daniel Ortega libere pronto a los detenidos ilegalmente, el defensor de derechos humanos, visualiza un panorama nada alentador para los nicaragüenses que no comulgan con las políticas gubernamentales.


“Esto lo calculamos porque a medida que la comunidad internacional se ha venido pronunciando o ha tomado alguna medida, entonces el régimen se las desquita con la población”, sostuvo Valdivia.



VICTIMAS DE LA REPRESIÓN EN 2018 ALZAN SUS VOCES EN EL MARCO DE ASAMBLEA ONU