Niña venezolana que sobrevivió a accidente en La Cucamonga logró ser repatriada por familiares


Adalyn Castellanos finalmente pudo ser repatriada por sus familiares en Venezuela

Cuatro meses después del trágico accidente ocurrido en la cuesta La Cucamonga en Estelí, donde perdieron la vida sus padres Jordan José Castellanos de 29 años y Ninoska Estaba de 26 años, la niña Adalyn Castellanos de 2 años de edad logró llegar a Venezuela para estar junto a sus familiares, según informaron medios internacionales.


La menor se encontraba en manos del Ministerio de la Familia de Nicaragua (MIFAN) cuando se determinó que ambos progenitores eran parte de los 15 venezolanos que fallecieron en el accidente. Según familiares de la niña, la institución les impidió por un buen tiempo tener contacto con ella, no permitían videollamadas ni ningún tipo de comunicación a pesar que habían demostrado ser familia.


En declaraciones a la cadena estadounidense Univisión, la abuela paterna, Marisol Castellanos dijo que "mi hijo allá en el cielo está contento ya él esta descansando tranquilo porque ya la bebé esta aquí".

Los padres de la menor fallecieron en un accidente de tránsito en Nicaragua

Y es que los trámites para lograr la repatriación de la menor fueron extensos y tardados en las embajadas tanto de Nicaragua como de Venezuela, pero finalmente su tía materna logró llevarla consigo al país de sus padres.


Hacía seis años que el joven de 29 años y su pareja de 26 vivían fuera de Venezuela, inicialmente migraron a Colombia, luego a Panamá, donde nació Adalyn y fue allí que decidieron iniciar el camino para conseguir el sueño americano, sin embargo no lograron llegar por el fatídico accidente donde perdieron la vida junto a otros 13 compatriotas.

Jordan Castellanos y Ninoska Estaba fueron parte de los 15 venezolanos que fallecieron en Nicaragua en un accidente en la cuesta La Cucamonga

El 27 de julio de este año, Alfredo Antonio Palma, conductor del bus con la ruta Managua - Jalapa se fue a un precipicio en la temida cuesta de La Cucamonga provocando la muerte de 16 personas, entre ellas 15 de origen venezolano; además otras decenas resultaron con heridas.

Las investigaciones determinaron que Palma viajaba a exceso de velocidad y producto de ello colisionó con dos vehículos antes de caer al barranco. El conductor fue encontrado culpable y condenado a seis años y cinco meses de prisión.