top of page

Alarman asaltos en los caminos que conectan a Diriamba, Carazo, San Marcos y Jinotepe



Habitantes de las comunidades La Guabas, Los Tanques, Los Medranos y El Chorizo, denuncian un disparo de la inseguridad ciudadana en sus caminos por los que muchos han dejado de transitarlos a ciertas horas del día y la noche. Presumen que una banda de asaltantes, son los responsables.


Dijeron los comunitarios que la supuesta agrupación ha causado zozobra a habitantes del reconocido “triángulo de oro” en el departamento de Carazo, debido a que en las últimas semanas, los robos con arma de fuego se han incrementado.

Cabe mencionar que dichas comunidades conectan a las ciudades de Diriamba, Dolores, Jinotepe y San Marcos, son caminos solitarios de tierra donde la vigilancia policial no alcanza a llegar, razones por las cuales estos caminos se han convertido en zonas de asaltantes.



La joven Elida Palacios, relata que hace un poco menos de dos meses, viajaba junto a su pareja a bordo de una mototaxi a dejar unos pasajeros a la ciudad de San Marcos, pero que a su regreso a eso de las siete y media de la noche, fueron interceptados por cinco sujetos sobre el camino.

“Tenían un mecate en el centro del camino, medio bajamos la velocidad y en eso solo miramos que estábamos rodeados por cinco hombres encapuchados, uno tenía un machete en la mano y el otro una escopeta. Nos bajaron de la moto, a mí me dijeron que si hablaba me iban a violar, a mi pareja lo golpearon y le quitaron el canguro donde andaba el dinero y su celular, solo nos dijeron: váyanse, antes que nos arrepintamos”, dijo Palacios.



La joven diriambina asegura que fueron a la estación policial a poner la denuncia, pero les dijeron que ellos ya son sabedores de dicha banda de delincuentes, pero que se les ha hecho difícil lograr su captura, “porque la población tiene temor denunciarlos”.


Amarran de pies y manos a víctimas


Atado de pies y manos y con una venda en sus ojos, dejaron al ciudadano Elvis Romero, lo tiraron al fondo de una quebrada en la comunidad Las Guabas, en la ciudad de Diriamba, para luego llevarse su motocicleta.


Para Romero, fue el susto de su vida, puesto que regresaba de una campaña evangélica a eso de las diez de la noche. El atraco ocurrió cerca de la medianoche.


“A mitad del camino yo vi a un hombre que se detuvo, yo sigo mi rumbo y solo sentí cuando este se me tiró encima. Después vi que otros dos hombres salieron de un monte, yo supliqué por mi vida, les dije que se llevaran la moto pero que no me hicieran nada. Me amarraron las manos, los pies y los ojos, me levantaron y me hicieron caminar, yo solo sentí que me metieron el pies y me caí hasta el fondo de una quebrada”, recordó.


Los caraceños hacen un llamado a las autoridades policiales de estos municipios, y del departamento, para que tomen medidas al respecto. “Se necesita la captura de estos individuos y que haya patrullaje en los caminos”, pidieron.

Kommentare


bottom of page