Alcaldía y Fomav “se bolean” reparación de vía de ingreso a Potosí en Rivas



Una de las tres principales vías de ingreso al municipio de Potosí, Rivas, se encuentra en pésimo estado y es un tormento para conductores que salen cargados de azúcar y plátanos, los productos que mantienen la economía de la zona.


El lugar conocido como Los Jiñotes, se ubica en el kilómetro 105 de la carretera Panamericana Sur. En el año 2011, las autoridades locales adoquinaron las calles internas, pero el acceso a la carretera principal pareció quedar en el olvido.

Lo que aparentemente ocurre, es que la Alcaldía cree que la reparación no le compete y asume que le corresponde al Fondo de Mantenimiento Vial, Fomav, por ser una vía externa a la parte urbana de Potosí. Incluso en declaraciones públicas, las autoridades han dicho que el límite de la ciudad, lo marca la calle donde inicia el adoquinado y que la une con la Carretera Panamericana.


Accidentes con frecuencia por mal estado de la vía

En este “estira y encoge” los ciudadanos que transitan el lugar son los que sufren debido al mal estado de la vía. “Esos huecos son un problema, ahí se dañan los vehículos, la gente se escapa de caer en sus motos, ya han pasado varios accidentes y nadie busca como reparar eso, antes que se arruine por completo”, demanda Juan Carlos Lara, habitante del sector.





De acuerdo con Lara, este es un acceso muy transitado, y por ahí circulan incluso vehículos de carga pesada. “Ahí pasan los camiones cargados de azúcar y melaza del ingenio azucarero Casur, y montones de vehículos que van de paso por esta ruta, ya que por esta vía no solo se llega a Potosí, y sus comunidades, sino también podés llegar a los municipios de Buenos Aires y San Jorge, es una lástima que la tengan abandonada”, criticó el poblador.


Gregoria Cano relató que hace dos años, se dislocó el codo del brazo izquierdo, al caer de una bicicleta cuando venía transitando por Los Jiñotes. Se fue en uno de los huecos, y le fue imposible controlar su vehículo de dos ruedas, hasta caer en los restos de asfalto y piedra.

Lluvias empeoran la circulación

Los huecos se han ido multiplicando, y durante el invierno se vuelven más profundos, quedando solo el margen de un carril por donde todos los vehículos quieren entrar y salir a la vez. “Se forma un cuello de botella insoportable”, denuncian conductores.


Los afectados esperan que tanto el Fomav, como la Alcaldía de Potosí, se pongan de acuerdo y reparen pronto el acceso de entrada de Los Jiñotes. “Por ahí ingresan y salen camiones cargados de azúcar, melaza, frutas y plátano, hacia el interior del país. Uno se pregunta, ¿Qué hacen los impuestos que se pagan? Ahí es donde se necesitan”, demandó otro ciudadano que circulaba en su motocicleta sorteando los peligros de la vía.