Altas tasas tributarias ahogan al sector ganadero de Nicaragua



La alta carga tributaria es el principal obstáculo que enfrentan los productores aglutinados en cooperativas, asociaciones o los que trabajan de forma independiente, quienes no pueden desarrollarse en sus fincas porque gran parte de sus utilidades las destinan a la cancelación de impuestos.


De acuerdo al presidente de la Asociación de Ganaderos de Camoapa (Asogacam), doctor Enrique Aragón, desde el año pasado diferentes organizaciones gremiales han expuesto la problemática que enfrenta el sector productivo de Nicaragua con las altas tasas tributarias que tienen en la actualidad.



“Cada día se nos agrava la situación, porque a parte de los pesados impuestos, los insumos han elevado sus precios y eso abona a que los costos de producción se nos incrementen. Por eso, le pedimos al gobierno que revise la tasa de los impuestos y si existe la posibilidad de bajarles un poco”, propuso el doctor Aragón.

“Sí el gobierno hace esa rebaja, después con el incremento de la producción se nivelaría. Es necesario que se bajen un poco los impuestos y el valor de los insumos que necesitamos en nuestras fincas”, dijo el dirigente gremial, al agregar, que esa revisión se requiere con urgencia en Nicaragua y beneficiaría a todos los sectores que generan divisas y empleos.




TODO SUBE

El presidente de Asogacam, mencionó algunos de los productos que han elevados su valor: el alambre de púa, clavos, grapas, el zinc, los insumos que se utilizan para la producción de granos básicos, más el herbicida, picloram, glifosato, además, la bota de hule y el machete.


Según Aragón, el sector pecuario garantiza el empleo a sus colaboradores las 24 horas, los siete días de la semana y durante los 12 meses del año, quienes con el salario que reciben les suministran a sus familias el sustento alimenticio.


“Como la mayoría de nuestros trabajadores viven en nuestras fincas. Entonces, uno como productor tiene la oportunidad de ayudarles un poco más, dándoles una (vaquita) para que la ordeñen y saquen la leche para que se la den a sus niños o hagan sus cuajaditas”, comentó el doctor Enrique Aragón.

SOLICITAN REVISIÓN

Por su parte, Solón Guerrero, presidente de Faganic, declaró, que desde el primer momento que se aprobó la Ley de Concertación Tributaria, han solicitado una revisión a la pesada carga tributaria que ya los productores no la resisten y por eso, demandan un mejor trato.


Te interesa: Femicidio contra Britney Olivas habría sido para evadir embarazo


“Los altos impuestos más allá de promover el fomento a la producción se están convirtiendo en una limitante, además, es bueno recordar que en nuestro país hay limitada cartera crediticia y eso, le impide al productor tener acceso a una serie de productos y tecnología genética”, afirmó Guerrero.




A criterio del presidente de Faganic, las alzas no se detienen y citó como ejemplo, que el precio de la urea sube como la espuma. Sin embargo, insiste que se debe fomentar la producción en el país y ve correcto que se liberen de impuestos a muchos productos, entre esos, insumos, fertilizantes e incluso a la bota de hule y el machete.


“Creo que si esas reformas tributarias revisadas entre los productores y el gobierno, pueden sacar algo muy provecho para Nicaragua, lo que podría significar más empleos e inversiones en las fincas, asimismo, incremento de los productos de exportación derivados de la leche y la carne”, concluyó Guerrero.


VICTIMAS DE LA REPRESIÓN EN 2018 ALZAN SUS VOCES EN EL MARCO DE ASAMBLEA ONU