• Redacción Central

Ampliación de tabacalera ocasiona despale en Río El Dorado, Estelí

Actualizado: 22 feb

  • Con el supuesto aval de las autoridades gubernamentales, fue despalada aproximadamente una manzana de árboles, muy cercana al río que atraviesa varias comunidades de Estelí.



Durante toda su vida, los habitantes de la comunidad El Dorado y de sus alrededores, se han preocupado por conservar los árboles que rodean el trayecto del río, una de las fuentes hídricas más importantes de esa zona. Sin embargo, en pocos días vieron destruídos sus años de lucha por conservar estos recursos naturales, puesto que fueron despalados decenas de árboles, supuestamente con permiso de las autoridades.

El despale se dio en una propiedad ubicada a pocos metros del río, donde hubo cambio de dueño y el nuevo propietario decidió construir una bodega tabacalera en la zona. No obstante, los lugareños consideran que el despale era innecesario, puesto que la bodega será construida en una zona más alta, donde no perjudicaría al río, ni a los árboles existentes.

Don José Norberto Briones, secretario político de El Dorado, y don Esteban Casco, líder comunitario, denunciaron con mucha tristeza que esta deforestación está a una distancia de menos de 50 varas del río, por lo que se encuentran indignados y demandan una respuesta por parte de las autoridades.

En la rivera de dicho río se puede sentir un clima muy fresco, debido a los árboles que rodean a la fuente hídrica. Sin embargo, ahora al girar la mirada hacia unos pocos metros, el panorama es totalmente distinto, desértico, tras las decenas de árboles tumbados con motosierra.


Para los líderes comunitarios era fundamental que antes de dar marcha a este proyecto se realizara una coordinación con los lugareños, porque consideran que es la comunidad la que se verá afectada, pues el despale se ve traducido en menos lluvias y por ende menos agua, menos cosechas y más calentamiento global.

La construcción de esta bodega para almacenar tabaco, por la que se está realizando el despale, es ejecutada por la fábrica Papito Cigars de Estelí. Este medio consultó al respecto a Juan Alberto Gómez, propietario de dicha empresa tabacalera, quien manifestó que cuentan con el permiso del MARENA, que los árboles que han tenido que cortar no son de madera preciosa y asegura que se está respetando la parte del río, según él, esto no afectará la fuente hídrica.

"Yo pierdo una parte del terreno porque pertenece al río, eran dos manzanas, pero no me quedan las dos manzanas completas, por respetar la distancia que nos indicó el MARENA. Lo que quiero hacer ahí también va a beneficiar a varias familias del lugar porque puedo dar empleo a algunos e incluso se va a construir un pozo con el que serán abastecidos algunos vecinos, no creo que perjudique a nadie y yo tampoco quiero perjudicar a nadie", expresó Juan Alberto Gómez.

Cabe señalar que en el permiso otorgado por el MARENA se indica que el proyecto "debe cumplir con el plan de reforestación y manejo de áreas verdes, donde se desarrollará, de igual forma la protección y cuido de los árboles existentes y a plantar". Pero, hasta el momento sólo se ha visto la tala de decenas de árboles.

¨Despale salvaje¨

Los líderes comunitarios califican esto como "un despale totalmente salvaje", por lo que también les decepciona que haya sido autorizado por las instituciones.


"Un bosque que lo miramos crecer desde que éramos niños, que de la noche a la mañana lo están desapareciendo ante nuestra presencia, ante nuestros ojos. El gran problema está en que los inviernos son secos, de ese río hay unos 80 productores que se benefician, entonces a medida se va despalando, el caudal va mermando", señaló José Norberto Briones.

llaman a las autoridades a que tomen en cuenta a la población, nadie es dueño de los recursos naturales.


"Como podrán ver, en el permiso está la firma del delegado territorial del MARENA, entonces los que andan con la motosierra sólo dicen: está autorizado por el MARENA y vamos a tumbar el último árbol", añadió Briones.

Por su parte, Esteban Casco lamenta que "quien sufre es la comunidad, entonces nosotros vemos cuánto cuesta para que un árbol crezca, sembrarlo y si se logra pegar se seca en estos bosques que están despalados ya. Seremos perjudicados hasta los que nos bañamos aquí. Entre más despale, menos llueve, hay más sequía, y eso lo saben las autoridades".

¿Qué han hecho las instituciones?

Extraoficialmente se conoció que las autoridades de las instituciones gubernamentales, incluidas el MARENA y la Alcaldía de Estelí, se encuentran debatiendo sobre esta situación y que hace pocos días realizaron una inspección en el sitio del despale, donde observaron el desastre ocasionado.

Fuentes confiables indicaron que tanto el MARENA como el área de medio ambiente de la Alcaldía, aseguran que el área en que se autorizó trabajar el proyecto era en la parte de arriba de la propiedad, donde no afecta al río.



Sin embargo, en el permiso brindado indican que tal obra abarca "un área total del proyecto de 1.6 hectáreas y área total de la infraestructura de 2,546 metros cuadrados y el resto de área estará dividida en parqueo, árboles frutales, casa de habitación y oficina, que en adelante se denominará El Proponente". Dicha área, prácticamente corresponde a toda la propiedad de dos manzanas, que en gran parte de esa se encontraban los árboles talados.

Pese a que los dirigentes de las instituciones supuestamente reconocieron internamente el daño causado, se desconoce que hayan orientado algún plan de reforestación para tratar de mitigar los efectos del despale provocado.


34 visualizaciones0 comentarios