Ajuste del Banco Central encarece préstamos y desestimula acceso al crédito, afirma economista




El más reciente informe monetario del Banco Central de Nicaragua revela que en el mes de septiembre, la entidad bancaria realizó un aumento de 50 puntos básicos a su Tasa de Reporto Monetario, estableciéndose en 6 %.


La tasa de reporto monetario ha incrementado en los últimos meses, de Marzo a Septiembre del 2022 ha crecido de 3.5 a 6%, el BCN asegura que se realiza en correspondencia con la evolución de las tasas de intereses internacionales y de las condiciones monetarias internas.




El aumento de tasa de reporto se ha visto como el instrumento de política monetaria que reduce la cantidad de dinero de circulación, debido a que las grandes potencias como Estados Unidos ya están sintiendo los vaivenes de la economía global por pandemia, guerra y el incremento del petróleo; por lo que Nicaragua queda a disposición de realizar sus ajustes internos.


Elevación de tasas ocasiona encarecimiento de préstamos

En una ocasión el economista Independiente Marco Aurelio Peña, explicó a Fuentes Confiables que la elevación de las tazas ocasiona el encarecimiento de los préstamos, por lo que desestimula a los demandantes de crédito y esta es una forma de contener la inflación.






Según el informe en septiembre, las reservas internacionales brutas (RIB) continuaron en niveles adecuados, en la mesa de cambio del BCN y en el mercado cambiario del sistema financiero se registraron compras netas de divisas, la brecha cambiaria se mantuvo baja y estable (promediando 0.57%, por debajo de la comisión por venta de divisas del BCN del 2%) y la demanda de instrumentos del BCN mantuvo su dinamismo.



El informe además revela que la Tesorería General de la República (TGR) hizo uso de sus depósitos en el BCN y detallan que las reservas internacionales netas (RIN) registraron una disminución de 84.4 millones de dólares. Este resultado se debió principalmente a la redención neta de Letras pagaderas en dólares (US$62.4 millones), la disminución neta de las cuentas del Sector Público No Financiero (US$54.4 millones) y el pago neto de Depósitos Monetarios en dólares (US$31 millones).