top of page

Recursos BCIE fueron insuficientes para frenar alza de canasta básica en Nicaragua



El millonario financiamiento del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para subsidiar los combustibles en Nicaragua, fue insuficiente para frenar el alza en los productos de la canasta básica.


Aunque el BCIE refleja el desembolso de 45 millones de dólares (a diciembre 2022) como un "logro", en términos reales la población ha tenido que enfrentar un incremento de poco más de 3 mil córdobas para adquirir los productos básicos.


El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) anunció que con el financiamiento aprobado en Nicaragua en el 2022 para mitigar el alza de los precios de los combustibles, se pudo "controlar el costo de los productos de la canasta básica"


Según el economista Zacarías Sánchez, el alza comenzó con el precio del queso en enero del 2022 y por consiguiente incrementaron otros precios como el arroz, frijoles, aceite comestible que fueron parte del efecto dominó, hasta llegar a aumentar 3,100 córdobas.



El Instituto Nicaragüense de Desarrollo, una fuente oficial del Estado, detalló que en enero 2022 el costo era de 16 mil 529 córdobas y finalizó en diciembre en 18 mil 981.55 córdobas, para una diferencia de 2 mil 452.55 córdobas.


El experto asegura que la lista de productos básicos se debe actualizar, debido a que en la pandemia del covid-19 muchas personas tuvieron que recurrir al uso del internet para trabajar y asistir a clases lo que incurrió en un gasto adicional en los hogares.


Con respecto al congelamiento del combustible, Sanchez dijo que este si hizo efecto en los primeros meses pero que a lo largo del tiempo no fue suficiente.


"No es subsidio, es un congelamiento obtenido mediante el BCIE, para que este sea llamado subsidio deben otorgar un precio por debajo de lo estipulado y debe ser aprobado en la Asamblea Nacional, si ha mermado pero no es suficiente" dijo.


Expresó que otro factor que no se debe olvidar es el incremento de los productos agroquímicos y el aumento de los contenedores de traslado, que de 7 y 8 dólares ahora cuesta entre 100 dolares.


"Se necesita una política de Estado, porque no es posible que, ni con el aumento del salario mínimo, que en Nicaragua no llega ni a los 200 dólares, los consumidores no podamos acceder a la canasta básica" finalizó.


Opmerkingen


bottom of page