top of page

Policía no podrá arrestar a migrantes en Texas, tras fallo de juez


Un juez de EEUU bloqueó indefinidamente la prohibición de arrestar a migrantes en Texas
Un juez de EEUU bloqueó indefinidamente la prohibición de arrestar a migrantes en Texas

El Tribunal Supremo extendió este lunes indefinidamente su bloqueo a una ley de Texas que daría a la policía amplios poderes para arrestar a inmigrantes sospechosos de ingresar ilegalmente en Estados Unidos mientras se desarrolla el proceso legal abierto en torno a quién ostenta la autoridad migratoria.


La orden de una página firmada por el juez Samuel Alito no fijó una fecha límite, sino que extendió la suspensión “en espera de nuevo aviso”.


Los opositores han calificado esta ley como el intento más drástico por parte de un estado de controlar la inmigración, para lo que las autoridades se sustentaron en una ley de Arizona hace más de una década, partes de la cual fueron anuladas por la Corte Suprema.


El fiscal general de Texas ha dicho que la ley estatal refleja a la federal y “fue adoptada para abordar la crisis actual en la frontera sur, que perjudica a los texanos más que a nadie”.

La administración Biden presentó una demanda para derogar la medida, argumentando que usurparía la autoridad federal central en materia de inmigración, dañaría las relaciones internacionales y crearía caos en el cumplimiento de las leyes migratorias.


Grupos pro derechos civiles han argumentado que la ley podría conducir a violaciones de estos derechos así como a casos de discriminación racial.



Un juez federal de Texas anuló la ley a finales de febrero, pero el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito rápidamente suspendió ese fallo, lo que llevó al gobierno federal a apelar ante el Tribunal Supremo.

La batalla sobre la ley de inmigración de Texas es una de las múltiples disputas legales entre los funcionarios de Texas y la administración Biden sobre hasta dónde puede llegar el estado para patrullar la frontera entre EEUU y México y prevenir los cruces fronterizos ilegales.


Voz de América

Comentários


bottom of page