Comerciantes con buen ánimo en negocios de pólvora, pese a tragedia en Managua


Tramos siniestrados en el incendio de los puestos de Tiscapa el pasado 10 de noviembre.

Después de la primera mitad de noviembre, los aires del clima fresco del penúltimo mes del calendario, son el anuncio de que se acerca la Gritería, Navidad y Fin de Año. Los mercados capitalinos, los centros comerciales y los puestos de pólvora empiezan a mover el comercio.


Y es que sin pólvora y sin juegos pirotécnicos no hay fiesta que valga. Las triquitracas, arbolitos, candelas romanas, bombitas, mariposas, cohetes, entre otros forman parte del “arsenal” que suena a todo dar en estas fiestas decembrinas.


Este 28 de noviembre con el inicio del novenario a la Purísima, se empezarán a escuchar los primeros cohetes, que dan alegría al ambiente, pero que muchas veces dejan tragedias y pérdidas económicas a los comerciantes de este producto, tal es el caso del incendio ocurrido el pasado jueves 10 de noviembre en la Loma de Tiscapa, donde nueve tramos ardieron.


El siniestro ocurrió a eso de las 3:30 de la tarde. El puesto estaba compuesto por tres bodegas y 10 tramos, pero solo uno de ellos, salió invicto de las llamaradas. Los tramos serían inaugurados la tarde de este viernes y ya contaban con los permisos y supervisión de las autoridades pertinentes.


Bomberos llaman a la población a estar atentos


Tras lo ocurrido, el capitán Eddy Hernández, de la Federación de Bomberos de León, manifestó que la población debe tomar medidas preventivas para evitar tragedias dolorosas.


“No es conveniente llegar a los establecimientos de pólvora fumando, tampoco llevar encendedores o fósforos, es preferible no llevar a niños pequeños y si llevan, estar muy atentos a ellos, que no toquen la pólvora. Si llegan en vehículos, los clientes deben dejarlos aparcados en frente y apagar los motores”, dijo.

El bombero hizo el mismo llamado a los comerciantes que ofertan la pólvora, a mantener barriles con agua, barriles de arena y a ubicar los extintores en lugares visibles. Construir sus tramos y mantener una separación de tres metros con el siguiente tramo, realizar sus instalaciones eléctricas de forma segura y solicitar a los compradores respetar las medidas de prevención.


“Al darse estos incendios con pólvora, resulta ser un incendio de rápida propagación por el alto grado de calor al quemarse la pólvora, como medida de protección una vez ya el incendio en desarrollo, es recomendable ubicarse a una distancia prudencial, donde no puedan ser afectados por la misma pólvora o cohetes”, aconseja el experto, quien aclaró que todos los años, los comerciantes de pólvora reciben capacitación con los bomberos, mucho tiempo antes de instalar sus negocios en el lugar.


También dio a conocer que como institución, siempre están preparados para acudir a los llamados de los incendios, producto de la pólvora. “Contamos con cuatro unidades contra incendios y una ambulancia a disposición para atender estas situaciones. En la temporada de mayor celebración como es la Gritería, tendremos a disposición un aproximado de 20 bomberos para acudir al llamado de cualquier incidente relacionado a la pólvora”, añadió el funcionario.


MÁS DE 400 PUESTOS DE PÓLVORA EN TODA NICARAGUA

José Balladares, Presidente de la Asociación de Comerciantes de Pólvora, dio a conocer esta semana las medidas que deben implementar los comerciantes de pólvora en sus instalaciones.


“Toda la parte eléctrica tiene que estar aproximadamente unos cuatro metros del tramo ubicado. Otra de las medidas son rotulitos, donde dice no fumar en esta área, dentro del tramo no puede haber zener, pintura, diésel, gasolina, encendedor, eso no, el tramo es exactamente para lo que es, la venta de los juegos pirotécnicos”, mencionó Balladares.

Según Balladares, unos 453 puestos de pólvora están distribuidos a nivel nacional.


ENTRE LA PÓLVORA, CARNE Y ROPA

Desde hace más de 30 años, Elieth Gutiérrez y cinco miembros de su familia se dedican al comercio de pólvora, específicamente en Comercial Pirotécnico El Chele, ubicado en Chinandega. Tras enterarse del terrible incendio que calcinó casi diez tramos en el sector de Tiscapa, la preocupación vino a ellos.


“Tenemos la esperanza de que la venta sea buena, pero con esto, nos preocupa, el sector que se quemó es meramente de los tramos mayoristas y entonces estamos en un hilo con la venta de pólvora en Chinandega, pues está la duda de que, si nos podrán abastecer como mayoristas, estamos esperando la respuesta de ellos” expresó Gutiérrez, quien cuando no está vendiendo pólvora comercializa cerdo y ropa.

“Nos dedicamos a las ventas desde hace más de 30 años, cuando no estamos en la temporada de pólvora, que son hasta tres meses; en agosto por la Purísima Chiquita y en diciembre por Gritería y Navidad, estamos en la de carne y ropa. Hay que sobrevivir”, cuenta Gutiérrez.


La comerciante añadió que los vendedores de pólvora en Chinandega están organizados con una comisión que los regula, conformada por bomberos, alcaldía y lo que es la Dirección de Armas, Explosivos y Municiones (DAEM) Chinandega, en conjunto con funcionarios del Ministerio de Salud, Minsa.


Gutiérrez manifestó, que ellos están ubicados en el costado norte de Casa Pellas hacia el Este, en el primer tramo sobre el andén contiguo a la antena. “Hemos tenido ciertos accidentes que se han logrado controlar, pero gracias a Dios no nos ha afectado en cuanto a lo que es la mercadería, nunca hemos tenido incendios que tengan que ver con pólvora, si ha habido ciertos detallitos en pruebas eléctricas, pero gracias a Dios cuando ha ocurrido, aún no hemos tenido lo que es mercadería”, refiere.


Al 31 de enero del 2022, se reportaron 18 personas lesionadas por pólvora. El total acumulado fue de 60 personas lesionadas por pólvora durante las fiestas del año 2021. Un año antes, se contabilizaron 91 casos.