top of page

Cadena perpetua y 60 años de prisión a responsables por crimen de hermanitas en Ciudad Belén


La pareja fue condenada a cadena perpetua y 60 años de cárcel por el crimen contra las hermanitas de Ciudad Belén

Alfredo Lara Ortíz y Alison Salgado Rugama fueron condenados a cadena perpetua y 60 años de cárcel por el crimen contra dos hermanitas de 7 y 10 años habitantes de Ciudad Belén en septiembre de 2022.


La jueza Segundo Distrito Especializado en Violencia de Managua emitió la pena contra Lara Ortíz porque asesinó a la niña de 7 años cuando le ató un pedazo de alambre en el cuello, a esto le sumó cinco años más por la tentativa de violación.
Alison Salgado y Alfredo Lara fueron encontrados culpables por los delitos de asesinato, tentativa de violación y complicidad

En la misma sentencia, la judicial condenó a un total de 60 años a Salgado Rugama de 18 años y pareja de Alfredo Lara; 40 por ser cómplice de los asesinatos y 20 por las tentativas de violación a ambas niñas.

El otro implicado en el caso es un adolescente de 16 años, hermano de la joven y cuñado de Lara Ortíz. Él fue condenado hace un par de semanas a seis años de cárcel porque las leyes del país no contemplan una pena mayor en este tipo de casos.

El adolescente de iniciales A.E.S.R, asesinó a la menor de 10 años al dejarle caer un pedazo de bloque en la cabeza y el análisis forense de Medicina Legal encontró una equimosis de color verde en la región del pubis.



Los tres involucrados fueron declarados culpables en enero

El caso conmocionó al país debido a la crueldad con la que fueron asesinadas las dos niñas el pasado 2 de septiembre en la casa de habitación L 07 en Ciudad Belén.

Los cuerpos de las menores fueron encontrados por agentes policiales el lunes 5 de septiembre en horas de la noche tras el aviso de los vecinos de Ciudad Belén de un olor fétido cerca de un predío baldío.


Las menores fueron encontradas tres días después en un predio baldío cerca de la vivienda donde habitaban

Los asesinos envolvieron a las menores en un colchón y las arrojaron en un lugar que también funcionaba como basurero y que está localizado cerca de la casa que alquilaba la familia de las niñas desde hacía tres meses, cuando decidieron trasladarse a Managua desde una comunidad de Río Coco en Wiwilí, Jinotega.

Comments


bottom of page