top of page

CALIDH rechaza la prohibición de procesiones de viacrucis en Nicaragua



En una nueva arremetida contra la Iglesia católica, el gobierno de Ortega prohibió la tradicional procesión de viacrucis en todas las parroquias de Nicaragua, ante esto el Centro de asistencia legal Interamericano de Derechos Humanos (CALIDH) rechazó la prohibición y lo consideró como parte del patrón de ataques contra la libertad de conciencia y expresión de la Iglesia y la feligresía católica.


La Calidh dijo mediante un comunicado que no es aceptable en el Derecho Internacional esta prohibición ya que los estados están obligados a garantizar la libertad de conciencia y religión. Además no deben intervenir abusivamente en el ejercicio de esta libertad.



"La Iglesia católica es victima de un patrón de persecución que podría configurar un delito de lesa humanidad por su carácter sistemático y por las acciones ilícitas que se dirigen en contra de la jerarquía, los sacerdotes, las órdenes y laicos eclesiales", expresa la misiva.


La CALIDH llamo al gobierno que se ajuste al principio de la laicidad constitucional que incluye que las autoridades expresen opinión sobre la calidad moral o espiritual de ministros de cualquier culto o la prohibición de poder establecer una religión de estado.

"No es la naturaleza de la autoridad estatal, que se basa en la coerción legítima, y no en la espiritualización de la dirección estatal sobre la base de la persecución de un grupo religioso", finaliza.

Hasta el momento las autoridades eclesiales no se han pronunciado al respecto sobre las prohibiciones, el viacrucis se retomo en abril del 2022 luego de dos años de suspension a causa de la pandemia del covid-19.

bottom of page