top of page

Cancelan visita familiar al preso político Miguel Mendoza



A través de un comunicado, la familia del preso político Miguel Mendoza, lamentó que las autoridades de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), mejor conocida como El Chipote, cancelaran la visita para el cronista deportivo que estaba programada para este 1ro de enero de 2023.


Y es que el 07 de diciembre de 2022, la Policía Nacional emitió una nota de prensa donde manifestó que los presos políticos recibirían visita de sus familiares, incluidos menores de edad por las fiestas de Navidad y Fin de año, sin embargo, esto no aplicó para el cronista deportivo que fue privado de una segunda visita.


La esposa de Miguel Mendoza y su hija Alejandra no pudieron verlo tras la cancelación de la visita

Según familiares, la cancelación se debió a las publicaciones realizadas en redes sociales tras la primer visita de Alejandra, hija del cronista. La decisión fue notificada vía llamada telefónica por una funcionaria que alegó seguir una "orden".


"Una funcionaria notificó vía telefónica que la visita programada para Miguel, había sido cancelada siguiendo una orden, debido a las publicaciones en redes sociales. La notificación fue muy escueta y no especificó que parte de nuestra alegría y la de Alejandra al abrazar a su padre no les gustó", refiere el comunicado de la familia.

De igual manera, señalan que las ilusiones de Alejandra, de poder ver a su padre por segunda vez tras más de 500 días sin verlo desde que fue arrestado en junio de 2021, fueron destruidas tras la decisión de las autoridades.



"Lamentablemente el corazón de nuestra familia está golpeado, particularmente el de nuestra querida Alejandra, a quien nuevamente se le ha privado de ver y abrazar a su padre en esta fecha tan simbólica de principio de año, que como familia acostumbramos a recibir en unidad familiar", explican.

El pasado 07 de diciembre, después de 533 días de espera, Miguel Mendoza y su hija Alejandra pudieron fundirse en un abrazo para el emotivo reencuentro esperado por ambos. Desde su detención, el cronista, al igual que otros presos políticos demandaron al Gobierno que les permitiera ver a sus hijos menores de edad, algunos como Tamara Dávila y Miguel Mora usaron el recurso de la huelga de hambre como última instancia para lograr esa anhelada visita.


Finalmente, la familia Mendoza expresa que seguirá demandando el respeto de todos sus derechos como familia, el de Alejandra y el del preso político Miguel Mendoza, que fue condenado a 9 años de prisión por el supuesto delito de Conspiración para cometer menoscabo.

Commentaires


bottom of page