top of page

¿Quién negoció el destierro de los sacerdotes nicaragüenses a Roma?


El Cardenal Leopoldo Brenes evitó brindar detalles de las negociaciones con el régimen de Nicaragua
El Cardenal Leopoldo Brenes evitó brindar detalles de las negociaciones con el régimen de Nicaragua

La vocera del régimen Rosario Murillo se refirió este jueves en su alocución de mediodía en medios oficialistas, a la excarcelación y destierro de 12 sacerdotes que estaban detenidos en El Chipote y otras cárceles del país.


Según Murillo, la "liberación" fue gracias a conversaciones entre la Santa Sede, el régimen, además de la "intercesión" de la alta Jerarquía de la Iglesia Católica nicaragüense.

"Ayer 12 sacerdotes que habían sido procesados por distintas causas salieron hacia el Vaticano, por acuerdos logrados entre nuestro Gobierno y la Santa Sede. Conversaciones positivas, fructíferas, constructivas, y bueno, hubo también la intercesión de altas autoridades de la Iglesia Católica de aquí de Nicaragua", dijo la vocera.


Murillo, también aseguró que el destierro fue un trabajo hecho con "prudencia, discreción y paciencia".

"Nuestro reconocimiento a todos los que apoyaron en este camino de solución, estos acuerdos, nuestro reconocimiento a la Secretaría de Estado de la Santa Sede, nuestro reconocimiento a las más altas autoridades de la Iglesia Católica aquí en Nicaragua", expresó.


Sin embargo, el Cardenal Leopoldo Brenes, en declaraciones a la Voz de América (VOA), evitó brindar detalles de la negociación con el régimen y se desligó de haber participado en las pláticas.

"Lo ocurrido fue un diálogo que llevó la Santa Sede con el Gobierno. Es una alegría para todos que los muchachos puedan ya ir a hacer el apostolado", respondió brevemente el Cardenal.

En cuanto a Monseñor Rolando Álvarez, el Arzobispo de la Arquidiócesis de Managua se limitó a decir que "son conversaciones confidenciales en el Vaticano".



Fuentes de la Iglesia Católica ligadas al caso del Obispo de Matagalpa, aseguran que por tercera vez Monseñor Álvarez rechazó una excarcelación acompañada de destierro.

Por su parte el Director de la oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni confirmó que los 12 religiosos serán recibidos por un funcionario de la Secretaría de Estado y ubicados en dependencias de la Diócesis de Roma, pero aseguró que fue un pedido del régimen de Ortega.


"Puedo confirmar que se ha pedido a la Santa Sede que acoja a 12 sacerdotes de Nicaragua, recientemente liberados de la cárcel. La Santa Sede ha aceptado".

Commentaires


bottom of page