top of page

Población costeña afectada por escasez y altos costos de la carne de res, cerdo y lácteos



Los lácteos y la carne en el Caribe Sur, han disparado sus precios en los últimos días, lo que ha hace imposible que las familias costeñas puedan llevar esos productos alimenticios a la mesa.


La situación económica en Bluefields, el puerto de entrada de esta región del país, no es muy alentadora. La economía se mueve lenta y no se abren oportunidades labores. Medianos y pequeños negocios como distribuidoras y pulperías, lamentan que cada vez los productos de consumo lleguen más caros.


“La carne y la leche han sufrido fuertes alzas y no tenemos opción, tenemos que trasladar las alzas a los consumidores, no podemos asumirlas nosotros”, se justifica un comerciante local.



Explica que la libra de carne ya supera los 140 córdobas. “Estamos preocupados no solamente por el costo, si no por la escasez que tenemos desde hace varios meses”, señala el comerciante Máximo Calero. “El cerdo se encuentra escaso y la gente lo busca, el poco producto que llega, llega caro”, añade Calero.


“No tenemos opción, si lo compramos alto, debemos venderlos altos. Tenemos rato de venir lidiando con esta situación, la gente busca mucho la carne de cerdo, pero es poco lo que a veces conseguimos para vender y carísimo, no se le logra ganar nada”, reiteró el comerciante.

Población sufre

Pese a la existencia de la carretera que une al Caribe con el resto del país, los costos de la vida en esta zona siguen siendo altos. La población sigue buscando la manera de emigrar hacia países vecinos como Panamá, Costa Rica y Estados Unidos, con la intención de encontrar oportunidades de trabajo y enviar dinero a sus familias para que puedan suplir sus necesidades.



Cada semana, se registran aumentos en los productos de la canasta básica en Bluefields y parte de los suplementos del plato alimenticio como son los lácteos y la carne. “Hace tiempo que no sabemos lo que es comer carne en casa, está por la nubes”, dice una madre de esta ciudad.

“El precio del queso y la crema, ya como que se congeló en 85 y 90 córdobas por libra, a pesar que hay semanas en los que vemos que baja unos córdobas, aquí lo mantienen carísimo”, se lamenta la mujer.


“Las carnicerías y pulperías solo nos saben decir que está caro y por eso sufrimos la población. En el caso de la carne de res y de cerdo, se ha vuelto escasa y cara y eso nos afecta a quienes tenemos negocios de comiderias, porque nos hemos comprometido a mantener un menú, pero ha sido difícil abastecerse de este producto”, añade una comerciante.


Ferias de gobierno no ayudan


Cada semana productores de algunos municipios aledaños llegan a Bluefields para ofrecer sus productos en las ferias que promueve la alcaldía del municipio, sin embargo, la población no se siente muy motivada para aprovechar sus compras, puesto que los precios son igual de altos.


“Deberían de regularse los precios porque se supone que son de feria”, se queja una pobladora. En esta zona del país, la demanda de carne y lácteos es alta, pero los precios están afectando el movimiento comercial.

bottom of page