Cepal actualiza proyecciones: Nicaragua disminuirá su crecimiento económico en el 2023




La cepal actualizó sus proyecciones de crecimiento económico del 2022-2023 de los países de la región, en el caso específico de Nicaragua el organismo detalla que el producto interno bruto (PIB) crecerá 2.1% para el próximo año, lo que indica una desaceleración del crecimiento ya que en el 2022 el organismo proyecta un cierre de 2.5%


Centroamérica de forma general crecerá 3.1% en el 2023, Según la CEPAL, el próximo año los países de la región se verán nuevamente enfrentados a un contexto internacional desfavorable, en el que se espera una desaceleración tanto del crecimiento como del comercio global, tasas de interés más altas y menor liquidez global




El informe explica que en el 2023 En lo interno los países de la región enfrentarán nuevamente un complejo entorno para la política fiscal y monetaria.

En lo monetario, el aumento de la inflación condujo a los bancos centrales, al igual que en la mayor parte del mundo, a aumentar las tasas de política -en algunos casos de manera sustancial- y a reducir el crecimiento de los agregados monetarios. Si bien se prevé que en 2023 este proceso llegue a su fin -en la medida que se vayan anclando las expectativas de inflación en los países-, los efectos de esta política restrictiva sobre el consumo privado y la inversión estarán presentes durante 2023.


Quizás pueda interesarte: Ajuste del Banco Central encarece préstamos y desestimula acceso al crédito, afirma economista


En el ámbito fiscal permaneceran altos los niveles de deuda pública en un gran número de países, todas las subregiones evidenciaran menor crecimiento el próximo año.


Bajo dinamismo de EE.UU afectará envío de remesas en Centroamérica

Para las economías de América Central y México, la Cepal asegura que el bajo dinamismo de Estados Unidos, principal socio comercial y primera fuente de remesas de sus países, afectaría tanto al sector externo como al consumo privado. En este caso, sin embargo, los menores precios de los bienes básicos actuarían a favor en tanto varias de ellas son importadoras netas de alimentos y energía.


Nicaragua no será la excepción ya que EE.UU es el principal país con inyección económica a través de las remesas, según los informes más actualizados del Banco Central de Nicaragua.