CIDH exige a Nicaragua garantizar la salud y alimentación adecuada a presos políticos



Tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como la Relatoría Especial sobre Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (Redesca), exigieron este martes al Gobierno de Daniel Ortega garantizar la salud y una alimentación adecuada para todos los presos políticos.


Ambos organismos también expresaron su preocupación por la situación de salud actual y las condiciones de detencion en que se encuentran cientos de opositores en varias cárceles del país como La Modelo, la Esperanza y Waswalí.

"Las denuncias refieren a la falta de acceso a la salud, agudización de enfermedades, alimentación insuficiente y de mala calidad, aplicación de regímenes de aislamiento o castigo de manera arbitraria", señala el comunicado divulgado por la CIDH.

Asimismo, se pronunciaron sobre los 27 opositores que fueron llevados al Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) por tres días consecutivos, donde se pudo apreciar un deterioro en su estado físico.


"...información recibida en las últimas semanas da cuenta del grave deterioro de salud y estado físico de las personas detenidas en la Dirección de Auxilio Judicial, debido al prolongamiento de la privación de libertad bajo condiciones aún más deplorables e insalubres, la persistencia de hechos de maltrato, aislamiento, incomunicación, interrogatorios constantes, la falta de alimentación adecuada y suficiente, así como la falta de acceso a atención médica", expresó la Comisión.

Según la organización, las "audiencias informativas" a como las denominaron, no tienen fundamento legal y se habrían realizado sin notificación previa y en ausencia de representación legal.

Además, señala que los medios de comunicación afines al Gobierno publicaron fotografías calificándolos como "traidores a la patria", entre otros adjetivos.


La CIDH y la Redesca, recuerdan al Gobierno Ortega-Murillo que es obligación proveer atención médica adecuada a los privados de libertad y debe respetar la integridad física sin emplear tratos crueles e inhumanos.


En ese sentido, exigen al Estado tomar las medidas adecuadas para garantizar la salud, alimentación adecuada y suficiente.

También solicitan que médicos independientes realicen una evaluación completa ya que no existen garantías sobre la independencia de los reportes médicos internos.


Finalmente, piden la liberación urgente de todas las personas presas políticas detenidas arbitrariamente en el contexto de la crisis sociopolítica, como un primer paso para la restitución del orden democrático en el país.


El último informe del Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas reporta hasta el mes de agosto 205 personas detenidas 20 mujeres y 185 hombres.


VICTIMAS DE LA REPRESIÓN EN 2018 ALZAN SUS VOCES EN EL MARCO DE ASAMBLEA ONU