top of page

CIDH solicita medidas provisionales para el equipo de radio "La Costeñisima" en Nicaragua



La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) considera que el equipo de radio "La Costeñisima en Nicaragua" se encuentran en una situación de extrema gravedad y urgencia para a sus derechos, por lo que han solicitado a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) otorgar medidas provisionales.


Las medidas serian otorgadas a favor del equipo periodístico que funciona en la Región Autónoma del Caribe Sur en Nicaragua, junto a sus respectivos núcleos familiares.


"La Costeñísima" es el único medio de comunicación en la Región Autónoma del Caribe Sur con una línea editorial independiente y crítica al gobierno de Nicaragua desde hace más de una década. El ex director del medio calificó a "La Costeñísima" como una "voz independiente" en el Caribe Sur frente a 6 emisoras oficialistas que operan en la región.


Antecedentes de asedio y amenazas


En el 2020 Kalua Salazar fue la segunda periodista que fue demandada en La Costeñísima. Sergio León, el fundador de la radio fue el primero, pero el proceso judicial no avanzó porque en junio de ese año falleció tras contagiarse de COVID-19.


En abril del 2022 La Costeñisima fue amenazada por simpatizantes sandinistas, han recibido amenazas de números desconocidos a sus teléfonos y en las mismas redes sociales de la radio, donde les advierten que de seguir informando como lo hacen pasarán a manos del estado.



En Junio del 2021, La Comisión otorgó medidas cautelares a determinadas personas periodistas de Radio "La Costeñísima" tras identificar que se cumplían los requisitos de gravedad, pese a las solicitudes de la CIDH para obtener información del Estado, no se recibió respuesta sobre medidas adoptadas para atender la situación de riesgo, lo cual es especialmente preocupante debido a que los hechos de riesgo serían fundamentalmente atribuibles a agentes del Estado de Nicaragua.


Salazar al igual que el resto del personal periodístico ha sido víctima de amenazas, hostigamiento y vigilancia por parte de autoridades estatales y particulares dada su labor profesional.

La comisión aclaró que las medidas provisionales son emitidas por la Corte en casos de extrema gravedad y urgencia para evitar daños irreparables a las personas. Las mismas tienen carácter obligatorio para los Estados por lo que las decisiones contenidas en las mismas exigen a los gobiernos adoptar acciones específicas para resguardar derechos y/o proteger la vida de personas que están en riesgo.



Comentários


bottom of page