¿Qué es lo que quieren?, cuestiona el Clero Diocesano de Estelí al Gobierno



Muy contundente ha sido el comunicado de tres páginas divulgado este martes por el Clero Nativo Diocesano de Estelí hacia el gobierno de Nicaragua, ante la situación de asedio y persecución a la Iglesia Católica.


La nota detalla los destierros, persecuciones, encarcelamientos, aprehensión y demás represiones sufridas por los sacerdotes, monjas y laicos en Nicaragua hasta la fecha. Además de los cierres de medios de comunicación como el Canal Católico de Nicaragua, Tv Merced en Matagalpa, Canal San José en Estelí y siete radios de la Diócesis de Matagalpa.

“¿Qué es lo que quieren? ¿Qué es lo que están haciendo?, cuestiona el Clero de Estelí a las autoridades. "Lo que hicieron fue cambiar el lugar, nada más para despegar el tranque que tenían alrededor de la Curia", reza el comunicado.

Acusaciones infundadas del Gobierno


Para los sacerdotes, las acusaciones de Daniel Ortega en el acto del 19 de julio de 2018, donde acusó a algunos de ser "golpistas y terroristas", son infundadas ya que lo ocurrido en abril de ese año fue una "protesta popular".


“Desde entonces han inyectado odio, y a Dios gracias, nuestro pueblo es noble y no se deja engañar y toda esa campaña de difamación no ha calado en el corazón y mente de nuestra gente buena y respetuosa de su fe cristiana, de sus servidores, los obispos y sacerdotes”, recalca la comunicación.

Según el clero, el "desorden y la zozobra" en las afueras de la curia de Matagalpa fueron creados por las autoridades, ya que afectaban la "libre circulación vehicular, el curso normal del comercio".


Misión de la Iglesia es Evangelizar


Los sacerdotes, también refieren que la misión de la iglesia católica es evangelizadora, pastoral, pacifica, y que por naturaleza son amantes de la paz, que se fundamenta en la verdad, la justicia, la libertad, el amor.


"Nosotros no secuestramos a las personas, no tenemos rehenes humanos, no fabricamos delitos para encarcelar a las personas. A nosotros nos duele la migración de nuestros paisanos, la desintegración de las familias", manifiesta el comunicado clerical.


Llamado a la conversión


De igual manera hicieron un llamado a la conversión y dejar trabajar en paz a los miembros de la iglesia, liberar al Obispo Álvarez, sacerdotes y laicos, así como a la conversión de sus corazones y respetar la Constitución política de Nicaragua.

Agregan que continuaran orando para que se pueda corregir las barbaries contra la iglesia, a la vez se sienten agradecidos por la cercanía del Papa Francisco y las conferencias episcopales y demás personalidades del mundo.


“reiteramos nuestra cercanía y apoyo incondicional no solo a nuestro Administrador Apostólico, sacerdotes y laicos, encarcelados injustamente, sino a los demás obispos de la conferencia Episcopal de Nicaragua, que sufren en carne propia los vejámenes que le han hecho a su hermano en el Episcopado”, finaliza el comunicado.

AL MENOS SIETE MUERTOS POR ACCIDENTES DE TRÁNSITO EL FIN DE SEMANA