Colectivo de Derechos Humanos denuncia imparable sistema represivo contra opositores en Nicaragua



El Colectivo de derechos humanos Nicaragua Nunca Más, rechaza las acciones represivas perpetradas por el gobierno de Nicaragua en el marco de las recientes elecciones municipales de noviembre de 2022, al capturar en diferentes departamentos del país a personas consideradas opositoras con uso y abuso de la fuerza en perjuicio de sus derechos fundamentales a la libertad, seguridad e integridad personal.


Subraya que tras la reciente audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en donde se evidenció el incumplimiento de libertad de personas presas políticas, más bien la policía regresó a los reos de conciencia José Adán Aguerri y Francisco Aguirre, quienes tenía privación de libertad domiciliaria, a las celdas del Chipote.


“El régimen Ortega- Murillo se ha empeñado en silenciar toda voz crítica y detener arbitrariamente a toda persona opositora, y en muchos casos forzarlas al desplazamiento. Desde hace cuatro años, siete meses en Nicaragua se ejecuta una sistemática represión con graves violaciones a los derechos humanos y la comisión de crímenes de lesa humanidad, hasta ahora en total impunidad”, recalca el colectivo.

Lamenta que en el país sigue siendo “común” la persecución y detención arbitraria contra periodistas, familiares de víctimas, defensores de derechos humanos y contra toda persona que reclame su derecho o sea crítica al gobierno. De igual manera siguen los abusos contra los reos en el nuevo Chipote, igual extensivo para los familiares que denuncian los abusos.




Tras 75 días que se mantienen encarceladas los reos de conciencia en el nuevo Chipote, sus familiares aún no saben sobre sus paraderos y condiciones de salud, a pesar que el artículo 130 del Reglamento de la Ley 473, Ley de Régimen Penitenciario y Ejecución de Pena, les permite a los internos las visitas familiares y conyugales cada 21, 15 y 8 días. Por tanto, conocieron sobre la huelga de hambre de algunos reos mantienen para exigir la visita correspondiente.


“Exigimos al Estado de Nicaragua cese la represión contra la ciudadanía que reclama el derecho a la verdad, justicia, reparación y no repetición, y la inmediata libertad de todas las personas presas políticas”, cierra la comunicación.