top of page

Opositores exiliados reaccionan a confiscación de sus bienes




Indignados estan periodistas, activistas, defensores de derechos humanos, empresarios, sacerdotes y oepositores exiliados tras conocerse una lista de 94 personas, emitida por el tribunal de apelaciones en las que figuran con la orden de despojarlos de sus nacionalidades y la confiscación de sus bienes.


La periodista en el exilio Lucia Pineda Ubau expresó que su nacionalidad nadie se la puede quitar y que el gobierno no tiene paz, pese a que ellos están fuera del país.

"Dios me va a devolver una mejor una casa mejor que esa que me están robando, mas de 100 arboles sembrados, construí yo misma de mis propios recursos, préstamos y herencia (...) lo robado ellos van a tener que regresar y pagar a los nicaragüenses que han sido despojados", dijo Ubau.

Ubau agregó que no van a silenciar a los periodistas en el exilio con el robo de las viviendas y que esto solo representa que son los últimos días de Ortega.


En la lista figuran también los periodistas Luis Galeano, Jennifer Ortiz, Wifredo Miranda, Alvaro Navarro, Carlos Fernando Chamorro, Manuel Díaz, Anibal Toruño, Patricia Orozco, julio López entre otros.



"No fuimos notificados, fuimos juzgados y confiscados en ausencia, violando el debido proceso, pero nos deja en incertidumbre, porque en mi caso soy solicitante de refugio como nicaragüense y al quitarme la nacionalidad complica las cosas." dijo Alexa Zamora activista política en el exilio quien también figura en la lista



Gonzalo Carrión del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más dijo que él sigue siendo nicaragüense: "Hay que esperar de todo como efecto porque van con todo, es totalmente arbitrario, yo estoy refugiado en Costa Rica y lo cierto es que por ahora estamos limitados de regresar a la tierra que nos vio nacer (...) no dejaré de ser nicaragüense y buscaremos la manera de seguirnos desplazando", dijo el defensor.

El economista Enrique Sáenz dijo que es ilegal esta nueva arremetida y que de esta forma acercan el final del gobierno catalogando como "patadas de ahogados" la medida impuesta por Ortega.


"Me siento como que me pusieron una medalla en el cuello, que me hayan incluido en esta lista", agregó Sáenz quien esperan que los organismo Internacionales reciban sus recursos como registro de las violaciones que comete el gobierno en Nicaragua.

La nueva arremetida surge 6 días después que el gobierno liberó a 222 presos políticos y los expulsó de Nicaragua.


Comentários


bottom of page