top of page

Se cumplen 36 años de la promulgación de la Constitución Política de Nicaragua


Este 9 de enero se cumplen 36 años de la promulgación de la Constitución Política / Foto La Prensa

A pesar que este lunes 9 de enero se cumplen 36 años de la promulgación de la Constitución Política de Nicaragua, en este país es donde menos se ha cumplido sus leyes y reglamento, pues el Estado nicaragüense ha sido señalado a nivel nacional como internacional de primar sus beneficios políticos sobre la Carta Magna.


La actual Constitución Política de Nicaragua fue aprobada y promulgada el 9 de enero de 1987, a la medida del primer gobierno sandinista que contenía la Ley del Servicio Militar Obligatorio (SMO), Reforma Agraria y la famosa “piñata”, cuyo presidente de la Asamblea Nacional fue el fallecido comandante revolucionario Carlos Núñez.

Carlos Núñez era el presidente de la Asamblea cuando se promulgó la actual Constitución Política

A pasar del tiempo y con la llegada al poder por segunda ocasión del sandinismo al frente del caudillo Daniel Ortega, algunas leyes han vendido sufriendo reformas a conveniencia del partido de gobierno, asimismo la aplanadora sandinista y sus aliados de la Asamblea Nacional han aprobado un buen número de leyes represivas.

Cabe señalar que, en menos de seis meses comprendidos entre septiembre de 2020 y enero de 2021, el orteguismo aprobó una decena de leyes que sirven de instrumentos para reprimir más a la población nicaragüense. En el contexto actual de represión estatal figuran las leyes de Ciberdelitos, Menoscabo a la Soberanía, Agentes Extranjeros, mismas que han sido usadas para exiliar a miles de compatriotas y encerrar a más de 200 opositores, así como activistas de derechos humanos, religiosos y periodistas.


Entre septiembre de 2020 y enero de 2021 diputados aprobaron más de 10 leyes con el fin de reprimir más a la población

Estas leyes represivas han obstaculizado y criminalizado la labor cotidiana de políticos opositores, también el trabajo sin fines de lucro de muchas organizaciones nacionales como extranjeras, pero también ha limitado drásticamente el trabajo y actividades de los medios y periodistas independientes como de la sociedad civil.

Cabe destacar que estas leyes también han servido para perpetuar a Daniel Ortega en el poder, pues todas las leyes y normativas que han aprobado en la Asamblea Nacional Sandinista son usadas para evitar competencia por la presidencia al líder máximo del orteguismo.



Comments


bottom of page