top of page

Presidentes de izquierda piden “regreso de la democracia” en Brasil, pero no así en Nicaragua




Ha sorprendido al mundo que los dictadores de izquierda Nicolás Maduro de Venezuela y Miguel Díaz-Canell de Cuba, son parte de los gobernantes de Latinoamérica que se han puesto al frente de una campaña internacional para exigir el “cese de la violencia y el retorno a la democracia” en Brasil, luego del asalto del Congreso brasileño por parte de simpatizantes del expresidente Jair Bolsonaro, quien se encuentra de vacaciones en Estados Unidos.


Rechazamos de manera categórica la violencia generada por los grupos neofascistas de Bolsonaro que ha asaltado las instituciones democráticas de Brasil. Nuestro respaldo a Lula Da Silva y al pueblo brasileño que seguramente se movilizará en defensa de la paz y de su presidente”, escribió Maduro.




Mientras su par cubano escribió en sus redes sociales: “Condenamos enérgicamente los actos de violencia y antidemocráticos que ocurren en Brasil, con el objetivo de generar caos e irrespetar la voluntad popular expresada con la elección del presidente Lula. Expresamos todo nuestro respaldo y solidaridad a Lula y su gobierno”.

Tanto los gobiernos de Venezuela, Cuba y Nicaragua han sido señalados en los diferentes foros internacionales como dictaduras por las violaciones de los derechos humanos de sus pueblos, incluso el gobierno de Daniel Ortega ha sido señalado de crimen de lesa humanidad, cuya represión ha venido escalando desde el inicio de las protestas civiles en abril de 2018 en Nicaragua, sin embargo, ni Maduro, ni Díaz- Canell se han pronunciado al respecto.



La abogada nicaragüense Yonarqui Martínez, activista de derechos humanos y perseguida por el régimen orteguista, afirmó que los pronunciamientos de los dictadores venezolano y cubano, no tienen validez porque primero deben de poner “en orden sus casas” antes de criticar la situación en otros países.


Como defensora de derechos humanos, nosotros rechazamos cualquier acto de violencia y cualquier espaldarazo u opinión de un mandatario violador de derechos humanos. Por qué no mejor le piden a Ortega que libere a los presos políticos y deje de perseguir a los defensores de derechos humanos. Pero no podemos escuchar la voz de un criminal y violador de derechos humanos como lo es Nicolás Maduro”, sostuvo la activista nicaragüense.


También se han pronunciado en favor de la democracia y en rechazo de la violencia dentro del país sudamericano, los presidentes de izquierda Alberto Fernández de Argentina, Gustavo Petro de Colombia, Gabriel Boric de Chile, Xiomara Castro de Honduras y las cancillerías de Bolivia, México y Perú.

Comments


bottom of page