top of page

Cultivo de hortalizas de Las Segovias escasea por altos costos de insumos y falta de jornaleros



Los altos costos de producción, la migración de la mano de obra y la falta de recursos financieros entre otros problemas, ha obligado a muchos productores de hortalizas a tener que abandonar esta actividad en el campo y otros a reducir casi en un 60% la siembra de papas, pepinos, chile jalapeño, zanahoria, tomates, cebolla, chiltomas y repollos, entre otros productos de mercado.


Aunque este problema está siendo aprovechado para la introducción de verduras y legumbres de contrabando por puntos ciegos provenientes de Honduras, esto no ha ayudado a bajar los altos precios. Más bien están siendo comercializados con costos especulativos que terminan afectando al consumidor, según denuncias de algunos comerciantes minoristas de las ciudades de Somoto, cabecera del departamento de Madriz, y Ocotal, cabecera del departamento de Nueva Segovia. También en la ciudad de Estelí, estos perecederos están cada vez más caros.


Antes de los sucesos de abril del 2018, más de 90 productores cultivaban unas 280 manzanas de variedades de hortalizas en zonas de Estelí, Madriz y Nueva Segovia, pero estos cultivos han ido disminuyendo desde entonces, hasta caer en unas 60%.


También influyó en la caída de la producción, los efectos de la pandemia del coronavirus, los altos precios de las semillas, fertilizantes, pesticidas y herbicidas, además de la falta de financiamiento, subidas de los impuestos municipales y por la carencia de jornaleros del campo.


Productos perecederos siguen subiendo


Estamos comprando cada vez más caras las verduras y legumbres y ya no digamos las frutas. La libra de papas anda casi por los 50 córdobas, los plátanos ya cuestan 12 la unidad y un aguacate cuesta 70 córdobas, expresó muy decepcionada doña Reina del Socorro Martínez Rodríguez, a quien encontramos de compras en uno de los puestos ubicados en las inmediaciones del mercado municipal de la ciudad de Somoto.

El comerciante Carlos Alberto López Tercero, propietario de un puesto de verduras en una de las avenidas de la ciudad de Ocotal, explicó que gran parte de los productos que comercializa en su negocio llega procedente de Honduras,


Yo estoy comprando a comerciantes mayoristas plátanos, papas, pepinos, cebolla y tomates que traen del otro lado (Honduras) porque muchos horticultores han disminuido sus siembras, otros se fueron del país y hay quienes ya abandonaron esa actividad porque no les genera ganancias, dijo.


Un comerciante de la ciudad de Estelí, y que habló con la condición de que se omitiera su nombre, dijo que la tendencia es que los productos perecederos o de mercado sigan subiendo de precios debido a que hay una mayor demanda de consumo del producto, pero la producción ha caído y eso encarece su precio. “La tendencia es que estos productos sigan subiendo de precio, como las papas, la sandía, los aguacates, las naranjas, limones, repollos, cebollas y tomates, entre otros”, finalizó.


Cada vez hay menos horticultores


Richard José Hernández Flores, horticultor del municipio de Totogalpa, en Madriz, reconoció que de las siete manzanas que acostumbraba a cultivar con siembras de chile jalapeño, chiltomas, pepinos y tomates apenas prepara tres porque todos los insumos han subido de precio: Prácticamente muchos productores han abandonado la actividad de la horticultura por esos problemas, apuntó.


En la zona de Miraflor del municipio de Estelí, la siembra de papas, repollos, tomates y cebollas ha disminuido últimamente, dejando de cultivarse entre 30 a 40 manzanas de tierras de unas 70 dedicadas a esta actividad. “Estamos produciendo menos por los altos costos de producción que únicamente dejan pérdidas. Hay varios factores que nos afectan, entre estos la falta de mano de obra para sembrar y sacar la cosecha, ya que mucha gente del campo se ha ido del país, también la subida de los impuestos municipales”, manifestó Ariel Hernández, productor de hortalizas en esta localidad esteliana.



También unos 54 productores de hortalizas de los municipios de Pueblo Nuevo y Condega, zonas del departamento de Estelí, y Palacagüina, Yalagüina, Totogalpa y Somoto, en Madriz, al igual que de Ocotal, en Nueva Segovia, han tenido que reducir el número de manzanas de tierras en que cultivaban.


Antes del 2018, los productores de la Asociación de Horticultores de los departamentos de Madriz, Nueva Segovia y Estelí se habían propuesto crecer entre un 80 a 100 manzanas más de cultivo de hortalizas, pero desde entonces la siembra y producción de estos productos de mercado ha disminuido drásticamente en la región.


Ni APEN, ni el régimen atienden problema


La mayoría de los productores de hortalizas en el norte del país (Estelí, Madriz y Nueva Segovia) consideran que los técnicos de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN) ni las instancias del gobierno están atendiendo la problemática que enfrentan desde abril del 2018 este sector clave en la economía familiar y del país.


Sentimos que este sector está en el total abandono de APEN y del gobierno porque hasta ahora no han facilitado las condiciones para mejorar la problemática que enfrentamos, a pesar que ya han sido expuestos en algunas reuniones que hemos sostenido, expuso uno de los productores de la zona de Nueva Segovia.

El problema es que aquí, no podés quejarte porque interpretan que ya estás en contra del gobierno, terminó diciendo el horticultor que pido el anonimato.


Commentaires


bottom of page