top of page

Daniel Ortega sigue mostrando su desprecio contra la Iglesia Católica: "son una mafia", dice.


En una nueva aparición pública, Daniel Ortega arremetió nuevamente contra la Iglesia Católica / El 19 Digital

Daniel Ortega aprovechó su más reciente aparición pública y transmitida en cadena nacional, para mostrar su odio hacia la iglesia católica y atacar a los sacerdotes, obispos e incluso al Papa Francisco.


Durante el acto por el 89 aniversario del fallecimiento de Augusto C. Sandino, el mandatario volvió a cuestionar los nombramientos de las altas autoridades de la Iglesia Católica como el Papa, los Cardenales y Obispos en todos los países del mundo.


"...No por el ejemplo que puedan dar los curas, los Obispos y los Cardenales y los Papas, que son una mafia, miren los crímenes que han cometido, cuántos crímenes han cometido y siguen saliendo todos los días y los están juzgando", dijo Ortega.
El mandatario nuevamente dijo que nunca ha tenido respeto por los Obispos nicaragüenses / El 19 Digital

De igual modo, el mandatario dijo que él nunca le ha tenido respeto a los Obispos que ha conocido en Nicaragua, ya que eran "somocistas" y nuevamente expresó que la Iglesia no puede hablar de "democracia".





En su discurso de poco más de una hora, Daniel Ortega aprovechó para rememorar un poco la historia universal y acusó a los líderes de la Iglesia Católica de la época de la Segunda Guerra Mundial de estar de lado del "fascismo y nazismo" y que por lo tanto no han cumplido con el "principio de Cristo".


Asimismo, señaló que "Cristo nunca fue soberbio, ni agresivo, sino que fue solidario", esto en referencia a Monseñor Rolando Álvarez, a quien Ortega acusó el 9 de febrero de ser "soberbio" y de reaccionar agresivamente cuando fue trasladado a La Modelo tras su negativa de abordar el avión hacia Estados Unidos junto al resto de opositores.



Ortega: ¿Católico o Revolucionario?


Ortega, también dijo que fue criado por su familia dentro del catolicismo pero que nunca le ha tenido "ni cariño ni respeto" a la mayoría de sacerdotes y religiosos, pero aseguró que su "inspiración es Cristo".


"A mí lo que me fue quedando en el alma, en el corazón fue Cristo, desde el primer momento que elegí y conocí a Cristo, fue mi inspiración, fue la fuerza que me impulsaba para estudiar para entender las complejidades en que vivíamos, la pobreza en que vivíamos", acotó.
Los vestidos que usa Rosario Murillo y su hija Camila son de diseñadores extranjeros

El mandatario también criticó las vestimentas, riqueza y viviendas que posee el Vaticano, siendo la familia Ortega-Murillo una de las más ricas del país y tanto sus hijos y hasta funcionarios utilizan ropa y accesorios de marcas costosas a las que no todos los nicaragüenses pueden acceder y pese a que recientemente manifestó que el Cardenal Brenes vive en una casa humilde, en esta ocasión dijo que las viviendas de los Cardenales son "palacios".

Poco antes de finalizar, Ortega dijo que el es un "revolucionario gracias a Cristo" y que no es comunista. "Yo soy revolucionario gracias a Cristo, por Cristo me hice revolucionario".


Con este confrontativo discurso Ortega muestra una vez más su molestia con los líderes religiosos tras la lección de dignidad, firmeza y consecuencia que le mostró Monseñor Rolando Álvarez al rechazar ser desterrado de Nicaragua junto a 222 presos políticos y del firme mensaje que envió el Papa Francisco, que dijo sentirse "preocupado y entristecido" por la situación de la Iglesia en Nicaragua.

bottom of page