top of page

Daniel Ortega mantiene sus ataques contra Obispos de Nicaragua



La XXV graduación de Licenciados en Ciencias Policiales realizada la noche del lunes 19 de diciembre, fue aprovechada por Daniel Ortega para continuar los ataques verbales contra la Iglesia Católica nicaragüense.


El mandatario, no desaprovechó la oportunidad para hablar mal de los Obispos y hasta mencionó que Cristo es una "inspiración" en su vida.


"Y desde el inicio yo tuve siempre una gran fe, una gran admiración, un gran respeto a Cristo. Cristo fue mi primera inspiración para luchar por los pobres, porque en Cristo yo veía al hijo de Dios que había bajado a la tierra a luchar por los pobres, no por los ricos, no por los capitalistas, no el imperio romano, que es lo que como el imperio yanqui en estos tiempos", apuntó.

"No podía confiar en los sacerdotes"


Según Ortega, desde que era niño, le perdió el respeto y la confianza a los sacerdotes, ya que veía que apoyaban a la familia Somoza y a los "yanquis".


"Y no podía confiar en los sacerdotes, hay algunos sacerdotes que le tenía respeto cariño, a otros pues no podía tenerles respeto ni cariño, por sus actitudes. Fíjense, la cúpula de la Iglesia Católica en Nicaragua, los Obispos, todos eran somocistas, predicaban el somocismo en nombre de Dios, eran somocistas, y la mayor vergüenza", dijo el mandatario.

De igual manera, Ortega relató que le avergonzaba que Monseñor José Antonio Lezcano fuera familiar suyo, ya que bendecía las armas y las tropas de los estadounidenses.


"Yo me avergonzaba, él venía siendo tío de mi padre y por lo tanto tío abuelo nuestro. Y era Obispo, pero no podía respetarlo como autoridad religiosa, no podía ver en él la palabra de Cristo", relató.

Asimismo, dijo que nunca tuvo respeto por los Obispos ni sacerdotes, exceptuando al español Gaspar García Laviana, a quien le dedicaron la graduación de cadetes.


"...Yo nunca le tuve respeto a los Obispos, no podía creer en los Obispos, en algunos sacerdotes, y en ese acercamiento eran excepciones de sacerdotes que tenían una práctica cristiana como Gaspar García Laviana, que sin ser nicaragüense tuvo más compromiso con el pueblo", manifestó.

Ortega defiende a Avellán


En su discurso de más de 20 minutos, Ortega calificó de heróe al Comisionado Ramón Avellán, por según el, "aguantar" y no "disparar" ante las provocaciones de los manifestantes que estaban a pocas cuadras de la delegación policial de Masaya.


"Un héroe que puso a prueba, con los compañeros que estaban en ese comando en Masaya, puso a prueba lo que es la disciplina, porque no es fácil, no es fácil estar en un cuartel, estar armado con suficientes armas y personal como para barrer con quienes atacan todos los días ese cuartel, alentados por los que no tienen ningún amor a Dios, alentados por los caínes, atacando todos los días", refirió.


Ortega, señaló que los supuestos "ataques a la policía" salieron de templos católicos e incluso se refirió implícitamente a Monseñor Rolando Álvarez, que para las protestas, salió con el Santísimo a la calles de Matagalpa


"Pensaban que la policía estaba vencida y los ataques eran en diferentes cuarteles todos los días, y salían de algunos templos, no de todos los templos, pero algunos templos donde estaban los fariseos, los sepulcros blanqueados, de esos templos salían y un departamento donde incluso abiertamente salieron algunos curas con la sotana, manipulando la sangre, para llamar al derramamiento de sangre”, dijo el mandatario

ความคิดเห็น


bottom of page