Denuncian golpiza a reo político de Masaya. Su esposa contabiliza siete en lo que lleva detenido



Preso político Steven Mendoza


Eran la una de tarde de este pasado miércoles, mientras el preso político Steven Mendoza de 22 años, originario de Monimbó, encerrado en una celda del Sistema Penitenciario La Modelo de Tipitapa, se disponía a comer en su recipiente que pone siempre en el piso, cuando de pronto entraron unos custodios y sin mediar palabras le propinaron una patada en el rostro, quedando su comida esparcida.


Seguidamente recibió una fuerte golpiza, mientras lo único que hacía era meter sus manos y quejarse de la agresión, que lo dejó bastante inflamado en la cara y el resto del cuerpo, según relató su esposa Elizabeth González de Masaya.

El motivo de la golpiza se desconoce, porque según su esposa, siempre entran a su celda a golpearlo y le roban sus cosas, "de hecho, esta vez le volvieron a robar sus pertenencias, y coincidentemente cumplió un mes de otra golpiza recibida el 16 de julio de este año".



Según su esposa, el preso político lleva 7 golpizas en lo que va de su detención


Otros abusos que ha sufrido es que no le han pasado su medicamento completo, en la requisa de los alimentos ciertas cosas se las dejan pasar, otras no. Su cónyuge relata que el lugar de las visitas se encuentra sucio y con moscas, "parece que nunca limpian", enfatiza.


"Es una barbaridad, en este año le han dado tres golpizas, en marzo, julio y agosto”, sostuvo González.

Aunque la denunciante contabiliza siete vapuleadas a su esposo desde que lo detuvieron el 6 de marzo de 2020 en la rotonda la Virgen de la ciudad fronteriza de Rivas, mientras venía de su exilio en Costa Rica, hasta donde escapó después de la Operación Limpieza en julio de 2018 en Masaya.



Asimismo, Gónzalez, asegura que antes de ser golpeado, el reo político se encontraba enfermo con profundos dolores de cabeza y el cuerpo, además presentaba fiebre.


“Ahorita no he sabido cómo está, él ha dicho que yo denuncie lo de la golpiza para que no sigan sucediendo estos abusos, y que si por eso lo van a castigar mandándolo a la celda de máxima seguridad, pues que no le importaba y que responsabiliza al jefe Marcos Téllez, quien siempre le tiene tema a mi esposo, y que lo golpean mucho porque supuestamente Steven es el líder de los presos políticos y eso es totalmente falso, lo que pasa es que cuando los otros presos toman alguna acción, es porque todos se ponen de acuerdo”, explicó González.

Para el defensor de derechos humanos Yader Valdivia, del colectivo Nicaragua Nunca Más, esta situación es alarmante por el nivel de indefensión que tienen los presos políticos y no solo en la parte judicial, sino también en las garantías de sus derechos mínimos que no se cumplen en Nicaragua, y que son precisamente policías y custodias del sistema penitenciario quienes perpetran agresiones físicas y sicológicas a los reos de conciencia.


“No hay otro recurso que se pueda hacer que la denuncia pública o el uso del sistema universal, y como colectivo lo hemos venido realizando en coordinación con el Comité Contra la Tortura, nosotros mencionamos que en los centros de detención de Nicaragua y en los centros de reclusión, se cometen agresiones, torturas y son responsabilidad del Estado de Nicaragua", dijo Valdivia.

El defensor explicó a Fuentes Confiables que estas situaciones la han analizado junto a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y han solicitado medidas cautelares para las personas que están siendo reclusas.


"Hace poco tuvimos una audiencia donde se valoró la situación de diez medidas cautelares de reclusos, pero el Estado no ha cumplido”, indicó el agremiado.

Enfatizó que, aunque ha habido intentos de organismos internacionales de derechos humanos de ingresar a Nicaragua para conocer de primera mano la situación de los reos políticos, el Estado no lo ha permitido, incluso con la aprobación de expertos de Naciones Unidas se espera que pueden entrar al país, sin embargo es algo casi imposible porque el gobierno quiere seguir ocultando los abusos a los más indefensos.

AL MENOS SIETE MUERTOS POR ACCIDENTES DE TRÁNSITO EL FIN DE SEMANA