Crisis de Nicaragua sigue bajo el escrutinio de la OEA



Si por la víspera se saca el día, al parecer el gobierno de Nicaragua sacará otro contundente revés luego que se apruebe una resolución condenatoria en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), por las violaciones de derechos humanos a los diferentes sectores de la sociedad civil y población nicaragüense.


Entre las intervenciones durante la sesión anual de la OEA de este jueves, que fueron más contundentes contra el Estado de Nicaragua, figuró la de Antony Blinken, Secretario de Estado de gobierno de los Estados Unidos, quien condenó a los regímenes autoritarios de la región, además señaló que "Ortega está yendo en contra de todos los principios de la Carta Democrática de la OEA" y que arbitrariamente mantiene presos políticos y sigue haciendo fraude electoral, además de atacar y capturar a periodistas y defensores de derechos humanos.




Por su parte la canciller de Canadá, Melani Ejoly, enfatizó que una verdadera democracia requiere una participación plena y significativa de todas las personas sin ningún tipo de discriminación, y que por eso los Estados tienen un deber colectivo de actuar “cuando Estados como el de Nicaragua o Venezuela rompen las promesas que hicieron a sus ciudadanos y a los valores claves de nuestra región", añadió la diplomática.

De igual manera, el canciller de Ecuador, Juan Carlos Holguín, insistió en que se acabe la flagrante violación de derechos humanos y el irrespeto de las libertades básicas en Nicaragua, donde afirma que se prolonga una dictadura que carga con crímenes de lesa humanidad y que en su ensimismamiento arremetió recientemente contra la Iglesia Católica, el Papa el Secretario general de la ONU, y que esta situación no debe continuar, por lo que instó a los Estados a tomar resoluciones para presionar al gobierno de Nicaragua y que tome otro rumbo y concluya su manifiesta violación a los derechos humanos.




Costa Rica no se quedó atrás. A través de su canciller Hernán R. Castro, aseguró que durante los últimos años han sido testigos de la persecución, detenciones arbitrarias y encarcelamiento de líder de oposición, miembros de la Iglesia Católica y órdenes religiosas, jóvenes, entre otros.


“Observamos la represión contra los medios de prensa y sociedad civil, menoscabando el derecho a la libertad de expresión, libertad de asociación, vulnerando los derechos humanos de su gente. Esta situación que se agrava requiere de la atención de nuestra región”, añadió el diplomático costarricense.

A finales de 2021 el Estado de Nicaragua anunció su salida de este organismo multilateral, acusándolo de mantener “actitudes injerencista” contra dicho régimen porque desconoció las elecciones presidenciales de ese mismo año. Con la denuncia de la Carta de la OEA, el gobierno de Ortega inició un proceso de dos años para hacer oficial su salida.