Diócesis de Granada con "profundo dolor y sufrimiento" tras condena de 30 años a Monseñor Urbina



Después de más de mes y medio detenido y con un proceso judicial irregular, Monseñor Leonardo Urbina, párroco de la Iglesia del Perpetuo Socorro de Boaco fue condenado a 30 años de cárcel por el supuesto delito de abuso sexual y lesiones psicológicas contra una menor de edad.


El juez Edén Enrique Aguilar, del Juzgado Terceo de Distrito Especializado en violencia fue quién dictó la sentencia que deberá cumplir el sacerdote en el Sistema Penitenciario La Modelo en Managua.


En la sentencia condenatoria, el Juez Aguilar condenó a Monseñor a 25 años de cárcel por el supuesto delito de violación y 24 por el delito de abuso sexual, que en conjunto suman una pena de 49 años, pero debido a la legislación de Nicaragua solo cumplirá 30 de reclusión.


Además de ser declarado culpable, el judicial impuso una "pena accesoria de inhabilitación absoluta", sin embargó no detalla de que está siendo inhabilitado.



Irregularidades en Juicio


Desde su detención el pasado 13 de julio en Boaco, el proceso contra el sacerdote ha estado lleno de irregularidades, señaló el abogado Yader Morazán a través de su cuenta de twitter.

Morazán explica que el juicio se "celebró sin ningún tipo de transparencia, con la misma defensora pública impuesta por el Juez Tercero de Violencia de Managua", cuando en reiteradas ocasiones familiares pidieron se le permitiera una defensa privada.



Los familiares del sacerdote de 51 años también denunciaron que no se les permitió asistir a las audiencias y tampoco se les brindaba información de avances en el proceso.


Diócesis con profundo dolor


Tras conocerse la noticia la Diócesis de Granada emitió un breve comunicado donde expresan su "profundo dolor y sufrimiento".



Monseñor Urbina es el segundo sacerdote en ser enjuiciado y condenado. El primero fue el padre Manuel Salvador Martínez, que debe cumplir una pena de casi cinco años de cárcel.

Además, el padre Oscar Danilo Benavídez, párroco de la Iglesia Espíritu Santo del municipio de Mulukukú se encuentra bajo un proceso de investigación.


En ese mismo sentido, tres sacerdotes y dos seminaristas se encuentran en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, tras el allanamiento que hizo la policía en la Curia Episcopal de Matagalpa, donde también se llevaron a Monseñor Rolando Álvarez que está "bajo resguardo domiciliar" desde el pasado 19 de agosto.



AL MENOS SIETE MUERTOS POR ACCIDENTES DE TRÁNSITO EL FIN DE SEMANA