Director de Radio Darío: Se apagó un aparato transmisor, pero no nuestras voces



El gobierno de Nicaragua a través del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor) ordenó el cierre de operaciones de la histórica Radio Darío en León. El argumento del ente regulador es que supuestamente la emisora estaba transmitiendo en un lugar distinto al referido en la licencia de operaciones.


“Radio Darío ha modificado y alterado sustancialmente las instalaciones autorizadas y las condiciones en que debe operar el servicio de radiodifusión sonora en FM, sin la previa autorización de Telcor, lo cual constituye una causal de cancelación de la licencia”, refiere el documento oficial.


Tras conocer la notificación, el empresario Anibal Toruño desde su exilio en Estados Unidos rechazó los argumentos del ente regulador.


“La resolución es una excusa amañada, mentirosa y persigue el único objetivo de callar las voces de radio Darío. La ley 670 firmada por Daniel Ortega en el 2007 la que estableció prórroga de licencia a las empresas y personas naturales y jurídicas que operan radio y televisión y cable de manera indefinida en tanto no sea reformada la ley 200, por lo tanto, cualquier argumento de Telcor, es espurio, es falso, es mentiroso y la única intención es cerrar un medio de comunicación de 73 años”, expuso Toruño.


El empresario ilustró que la emisora es un legado de su padre que germinó los anhelos de lucha y libertad apegados a la palabra divina.


“Hoy se apagó un aparato de transmisión pero no radio Darío, no nuestras voces, en radio Darío nos llenamos de fortaleza ante la desesperación demencial de quienes pretenden callar la verdad”, sostuvo.


Expuso que continuarán ejerciendo el derecho inalienable de informar y trabajar por la libertad y la verdad haciendo eco al clamor de justicia y cambio que late cada día con más fuerza.



Acompañamiento

Marcos Carmona, Secretario Ejecutivo de la Comision Permanente de Derechos Humanos (CPDH), lamentó el ataque frontal del gobierno sandinista contra los medios de comunicación y subrayó que con esta acción no van a callar a los hombres y mujeres de prensa independiente.


“Condenamos y repudiamos una vez más esta actitud cobarde, prepotente de estar agrediendo a la libertad de expresión. Nosotros vamos a seguir con ese compromiso de seguir documentando las arbitrariedades que se siguen dando. Solo a la iglesia se le han cancelado 12 radios, de tal manera que nosotros como CPDH le decimos a Anibal y a radio Darío y a los hombres y mujeres de prensa que no están solos porque seguimos documentando todos estos crímenes”, enfatizó el agremiado.


VICTIMAS DE LA REPRESIÓN EN 2018 ALZAN SUS VOCES EN EL MARCO DE ASAMBLEA ONU