top of page

Sospechoso de asesinar a joven nicaragüense en España es enviado a prisión preventiva


El ecuatoriano de 43 años fue enviado a prisión preventiva sin posiblidad de fianza
El ecuatoriano de 43 años fue enviado a prisión preventiva sin posiblidad de fianza

El ecuatoriano de iniciales N.A.C.T de 43 años y principal sospechoso del asesinato de la joven nicaragüense Erica Vanessa Reyes Álvarez de 22 años, fue enviado a prisión preventiva y sin posibilidad de fianza por las autoridades de Utrera, Sevilla, España.


La medida fue decretada por el Juzgado de Instrucción número 2 de Utrera y fue informada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que aclaró que el ecuatoriano está en calidad de investigado.

Los detalles del crimen no han sido revelados ya que la causa se encuentra bajo secreto de sumario. Además, investigarán si se trata de un homicidio o asesinato.


En medio de la investigación las autoridades determinaran si el crimen fue homicidio o asesinato
En medio de la investigación las autoridades determinaran si el crimen fue homicidio o asesinato

Fuentes cercanas al caso y en calidad de anonimato, revelaron a medios españoles, que en la primera declaración, el hombre se declaró inocente y ha negado los hechos.

En tanto, el abogado de la familia de la víctima expresó a la agencia Europa Press, que planteará la pena de prisión permanente y revisable ya que el hombre mató a su pareja de manera "consciente y deliberada", y que la ahora occisa no tuvo posibilidad de defenderse ni de huir.

La joven tenía 3 años de vivir en España y se encontraba en una casa de acogida para migrantes nicaragüenses
La joven tenía 3 años de vivir en España y se encontraba en una casa de acogida para migrantes nicaragüenses

El terrible hecho ocurrió el pasado lunes 31 de julio, cuando la hermana de Reyes Álvarez la encontró muerta en la casa que habitaban. Según el dictamen médico, la joven recibió golpes en la cabeza con un objeto tipo martillo, que hasta el momento no ha sido encontrado.

Según la hermana de la víctima, la pareja conformada por la nicaragüense y el ecuatoriano se encontraban en proceso de separación. Autoridades españolas revelaron que no existen registros de denuncia de violencia.

La nicaragüense tenía unos tres años de vivir en España, país al que llegó por la crisis sociopolítica en Nicaragua y fue recibida en una casa de acogida para refugiados. Por su parte la comunidad nicaragüense en Sevilla se encuentra recaudando fondos para ayudar a la familia a repatriar el cuerpo y pagar los gastos funerarios.

bottom of page