Edificio confiscado a OEA será "casa de la soberanía", dice el Gobierno



La casa donde funcionó la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Managua y que fue confiscada por el gobierno de Nicaragua a mediados de abril de este año, pasará a manos de la UNAN- Managua y será llamada Casa Miguel D´Escoto o Casa de la Soberanía, lugar donde funcionará el Centro de Estudios de Desarrollo.


La vicemandataria de Nicaragua, Rosario Murillo, explicó este miércoles que dicho inmueble tiene un valor simbólico y que van a programar la fecha la cual debe ser en contexto de las celebraciones patrias de septiembre.


“Porque esta patria es de libertad, es de soberanía, es de dignidad y es de honra y decoro nacional, que mejor estrenar entonces en estos días la Casa Miguel D'Escoto, el Centro padre Miguel D'Escoto, Casa de la Soberanía en esta ciudad de Managua allá por Santo Domingo, por Las Sierritas de Santo Domingo, cerca de la Iglesia en Santo Domingo, vamos a estar compartiendo datos, fechas, en los próximos días", agregó.



Este inmueble pertenecía a las hermanas Luz Marina y María Auxiliadora Navarrete Guevara, a quienes se desconoce si les indemnizaron por la expropiación de esta casa donde le rentaban al organismo diplomático.


El gobierno de Daniel Ortega a través de Procuraduría General de la República (PGR) declaró de utilidad pública las oficinas donde funcionaba la sede de la OEA.


El acuerdo administrativo 10-2022 publicado en la Gaceta diario oficial de Nicaragua, en nombre de la PGR, el miércoles 27 de abril, establece que “todo lo relacionado a la adquisición de los derechos reales y demás derechos afectados que se deriven de la presente declaratoria de utilidad pública, se establecen a favor del Estado de la República de Nicaragua.


El bien inmueble objeto de estas declaratorias de utilidad pública y donde funcionaba la sede de la OEA en nuestro país, conforme Ley de Expropiación, pasará al Estado de la República de Nicaragua”.


En primera instancia la vocera del gobierno de Nicaragua, Rosario Murillo había anunciado que en dicho edificio iba a funcionar el denominado “Museo de la Infamia”, el cual sería administrado por el Instituto de Nicaragüense de Cultura (INC) una vez que se oficializara la expropiación.


“Qué más infamia que este ministerio de colonias”, habría dicho Murillo en esa ocasión.

En tanto el Secretario de la OEA, Luis Almagro solo advirtió que la toma y cierre de esa sede diplomática es violatorio al Derecho Internacional y de todas las normativas de la OEA, por lo que reportó lo sucedido al Consejo Permanente de dicho organismo multilateral.

AL MENOS SIETE MUERTOS POR ACCIDENTES DE TRÁNSITO EL FIN DE SEMANA