top of page

Elecciones en España sin mayoría concluyente para la derecha o izquierda


A pesar que las encuestas no le daban esperanzas al PSOE, los resultados quedaron sin mayoría absoluta
A pesar que las encuestas no le daban esperanzas al PSOE, los resultados quedaron sin mayoría absoluta

La cuarta economía europea parecía encaminada hacia un bloqueo político luego de que el domingo, desafiando todos los sondeos que auguraban su debacle, Sánchez lograra limitar el avance de la oposición de derecha.


El Partido Popular (PP, conservadores) de Feijóo consiguió 136 escaños de un total de 350 en el Congreso de los Diputados, mientras que el partido de extrema derecha Vox, su único aliado potencial, consiguió 33.


Por tanto, suman 169 escaños, lejos de la mayoría absoluta de 176 que permite formar gobierno.


Del otro lado, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de Sánchez obtuvo 122 escaños y Sumar, su aliado de izquierda radical, 31.

Y si bien ambos suman 153, menos que la derecha y Vox, tienen más opciones de mantenerse en el poder de conseguir los votos de partidos regionales vascos y catalanes, que ya los apoyan habitualmente en el Congreso.


"En el aire"



El resultado de las elecciones "marcará el comienzo de un período de incertidumbre política que durará meses", advirtió Federico Santi, experto de Eurasia Group, en línea con diarios españoles, que auguraban, como en el caso de El País, que un nuevo gobierno queda "en el aire".


En la noche del domingo, frente a sus seguidores reunidos ante la sede del PP en Madrid, Feijóo reivindicó su derecho a formar un gobierno como "candidato del partido más votado".

Sin mayoría absoluta con Vox, Feijóo quiere gobernar en minoría, pero para eso necesitaría la abstención de los socialistas durante la votación de investidura en el Parlamento, algo que los socialistas ya han dicho que no harán.


Quieren evitar repetir elecciones


Con 153 diputados, la alianza de PSOE y Sumar necesitará el apoyo de varias formaciones regionales, como los catalanes de ERC (7 escaños) o los vascos del PNV (5) o Bildu (6), esta última considerada heredera política de la extinguida banda separatista ETA.


Pero la clave es que el PSOE y Sumar tendrán que asegurarse también la abstención de JxCat (7 escaños), el partido del independentista catalán Carles Puigdemont, huido en Bélgica para evadir la justicia española por su papel en la fallida secesión catalana en 2017.

Si Sánchez logra superar este escollo, podría reunir en total 172 diputados, más que el líder conservador, por lo que, si JxCat se abstiene, podría lograr la investidura en segunda votación en el Congreso, donde se requiere solo más síes que noes.


En caso contrario, España, que ya vivió repeticiones electorales tras bloqueos en 2015 y 2019, estaría condenada a volver a las urnas en los próximos meses, justo en momentos en que el país detenta, desde julio y hasta diciembre, la presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea.


bottom of page