Elecciones Municipales sin prohibiciones policiales


Este año la policía no se pronunció sobre medidas y prohibiciones de cara a los comicios municipales

Este año, los comicios municipales al parecer se realizarán sin ninguna restricción por parte de las autoridades policiales quienes en votaciones pasadas emitían con al menos cuatro días de anticipación una serie de medidas y restricciónes para el día de la jornada electoral y posteriores.


El año pasado la policía suspendió a última hora la temida "ley seca". En un confuso comunicado la "autoridad del orden público" dio vía libre a los establecimientos recreativos para ofertar licor a menos de 24 horas de las votaciones presidenciales.

Para las presidenciales 2021 la policía suspendió a última hora la Ley Seca

Según la policía en 2021 la "Ley Seca" fue cancelada porque Nicaragua es "un país que disfruta plenamente de todos sus derechos ciudadanos", a pesar que desde 2018 las manifestaciones públicas fueron prohibidas y el portar la bandera ha llevado a la cárcel a varios opositores.


Además de la prohibición del consumo de alcohol, la institución policial tampoco se ha pronunciado sobre la portación de armas de fuego, cortopunzantes y municiones, así como del traslado, transportación, distribución y manipulación de sustancias químicas, tóxicas y explosivas de naturaleza industrial y artesanal.

La autoridad "del orden público" tampoco ha mencionada nada al respecto de los perímetros de seguridad

De igual manera la institución que se encuentra sancionada por Estados Unidos debido a su participación en la represión ciudadana de 2018 no ha establecido los perímetros de seguridad que en votaciones pasadas han sido el edificio del CSE ubicado en el sector de metrocentro y los Centros Municipales de Cómputos hasta donde llegan todas las actas y boletas de los Centros de Votación.

Municipales con baja participación


Según el organismo independiente de observación electoral Urnas Abiertas, estas votaciones municipales están marcadas por una serie de denuncias de coacción del voto, violencia política contra la población opositora, noticias falsas, incertidumbre en algunos municipios y un profundo desinterés ciudadano.


Algo que resalta la organización es que no hubo ni hay evidencia de un ambiente electoral. Contrario a comicios anteriores esta vez casi no hubo propaganda política en los postes ni mantas en las principales vías de la capital o departamentos, además que una reforma a la ley Electoral recortó el tiempo de campaña de 40 a 20 días.


Asimismo, Urnas Abiertas denuncia la violación al silencio electoral que entró en vigencia el pasado 2 de noviembre. Sin embargo, el partido de Gobierno ha disfrazado con inauguración de proyectos de calles, viviendas, parques, entre otros, el proselitismo político.

Además, reportan al menos 7 detenciones en 4 departamentos de Nicaragua y el incremento de la presencia militar y policial en las calles, aprovechándose del traslado del material electoral.