Encuentran en Costa Rica a migrantes venezolanos reportados como desaparecidos


Migrantes rescatados por pescadores costarricenses

Pescadores costarricenses encontraron a migrantes ilegales en altamar, siete de ellos habían sido reportados como desaparecidos por sus familiares.


Los venezolanos salieron de la Isla de San Andrés en Colombia hacia Corn Island en Nicaragua desde el pasado lunes 8 de agosto, pero desde ese día en horas de la noche, perdieron comunicación con sus familiares.


Según el diario costarricense Extra, en total fueron 15 los migrantes rescatados; 2 colombianos, 2 de República Dominicana y 11 venezolanos, entre ellos dos menores de edad.

Los 15 migrantes fueron trasladados al hospital de Limón para una valoración médica ya que estuvieron mucho tiempo expuestos al sol.



Hasta el momento, se conoce que la embarcación en que viajaban presentó desperfectos mecánicos, lo que provocó que quedara a la deriva.


No es la primera vez


Este sería el segundo naufragio con migrantes que se dirigen hacia Nicaragua desde la Isla de San Andrés que sufren un accidente.


El pasado 5 de agosto una embarcación con 24 migrantes de diferentes nacionalidades naufragó en Mar Abierto ya que la lancha en que viajaban empezó a llenarse de agua y a hundirse a eso de las 11:40 de la noche.

Información que poseen familiares de los desaparecidos, señala que una ola volteó la lancha, por lo que todos cayeron al agua, pero como portaban chalecos salvavidas algunos lograron sostenerse de la embarcación por aproximadamente dos horas hasta que los lancheros regresaron por ellos, otros decidieron nadar hacia la costa. Pero cuatro de origen venezolano continúan sin ser ubicados.



Los familiares de los desaparecidos pidieron a los Gobiernos de Nicaragua y Costa Rica realizar una búsqueda.


"La incertidumbre de no saber si viven es más dura, han pasado seis días y nada de noticias", dijo Estefany Pérez, hija de uno de los venezolanos desaparecidos.

Nueva Ruta


Y es que tras las desgarradoras historias de los migrantes que logran cruzar la peligrosa selva del Darién, en la frontera de Colombia con Panamá, los "coyotes" están ofreciendo una nueva ruta a los que desean llegar a Estados Unidos sin atravesar la selva.


Sin embargo, esta no es menos peligrosa ni menos mortífera.



El punto de partida es la Isla de San Andrés, donde toman una embarcación no regulada hasta Corn Island en Nicaragua para luego trasladarse al puerto de Bluefields y de ahí continuar la travesía hasta llegar a Honduras y así continuar con su sueño de llegar a Estados Unidos.


Pero en Nicaragua, los migrantes se han encontrado con cobros de hasta 150 dólares por persona por un supuesto "salvoconducto" para movilizarse libremente por el país.

VICTIMAS DE LA REPRESIÓN EN 2018 ALZAN SUS VOCES EN EL MARCO DE ASAMBLEA ONU