España responde a Nicaragua y llama a consultas a su embajadora



España ha respondido a la carta de protesta enviada por Nicaragua donde los acusa de "intromisión, injerencia e intervención" en asuntos internos. A través de una nueva nota diplomática insisten al Presidente Daniel Ortega en el respeto a lo compromisos internacionales en materia de Derecho Humanos.


El Gobierno de España rechaza de manera tajante el contenido de la nota remitida en el día de ayer por la Cancillería nicaragüense y exige al Estado de Nicaragua que cumpla con los compromisos internacionales adquiridos en materia de Derechos Humanos y sus propios preceptos constitucionales, garantizando los derechos de todos sus ciudadanos y la libre participación política.

Además tras el intercambio de notas, el gobierno español decidió llamar a consultas a su representante en Nicaragua.


El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha llamado a consultas a la Embajadora de España en Managua, María del Mar Fernández-Palacios, tras la nota emitida ayer por el gobierno nicaragüense en el que se vertían graves e infundadas acusaciones contra España y sus instituciones, así como gruesas falsedades sobre procesos judiciales y electorales.​

La nación española explica que "Nicaragua atraviesa una profunda crisis política, económica y social desde hace ya más de tres años que se ha agudizado en las últimas semanas como consecuencia del recrudecimiento de la represión por parte del gobierno del Presidente Daniel Ortega contra actores políticos y sociales de la oposición, así como contra medios de comunicación independientes".




Además reprochan las "las decisiones adoptadas por el gobierno de Nicaragua para impedir la participación de la oposición en las elecciones generales convocadas para el 7 de noviembre, junto con la aprobación de un marco legal regresivo, eliminan las debidas garantías del proceso electoral en ciernes y privan de credibilidad a sus resultados".


El gobierno de Nicaragua en su nota diplomática acusó a España de intromisión en situaciones de orden interno.


Hemos denunciado, y seguiremos denunciando, la cínica y contínua, intromisión, injerencia e intervención en nuestros Asuntos Internos, impropias de Gobiernos Democráticos, impropias también de Regímenes que incumplen continuamente con los Derechos de sus Pueblos a la Autonomía o a Procesos Autonómicos de Independencia, que tanto sufrimiento han costado ya, a Familias enteras de Pueblos que se niegan a seguir siendo sometidos a arbitrarios dictados monárquicos", cita el comunicado de la cancillería nicaragüense.

Nicaragua también recordó Al Gobierno de España "sus graves temas pendientes, que vienen desde la década de los 80, cuando su entonces Presidente “Socialista”, Don Felipe González, creó los llamados Grupos Anti-terroristas de Liberación (GAL) que mancharon para siempre a España con responsabilidad sobre crímenes de lesa humanidad, nunca investigados o juzgados, acciones por las que la misma CIA ha acusado al Gobierno “Socialista” de España, y que reclaman Justicia".





"Al Estado Español, ese que orondamente critica, acusa y exige lo que ellos mismos no dan, la Historia nunca les absolverá ! La infamia no puede ocultarse con bravuconerías, disfrazándose de jueces, que ni son, ni pueden ser, ni nadie ha convocado, porque carecen de autoridad moral, o respeto, ante tanta falacia, encubrimiento, mentiras, delitos, crímenes de odio y lesa humanidad, que no confiesan, pero que todo el mundo conoce, y condena", reza el párrafo de la nota oficial entre signos de admiración.

VICTIMAS DE LA REPRESIÓN EN 2018 ALZAN SUS VOCES EN EL MARCO DE ASAMBLEA ONU