Félix Maradiaga está perdiendo la memoria, denuncia su esposa Berta Valle


El preso político Félix Maradiaga estaría perdiendo la memoria, denuncia su esposa Berta Valle

En una pequeña celda, oscura, donde apenas se puede caminar, está el preso político de Nicaragua Félix Maradiaga, sentado viendo hacia el techo o cualquier parte para tratar de recordar algunos episodios de su vida o de acontecimientos históricos de Nicaragua, pero sacarle brillo a su memoria se le hace imposible cada vez más por el estricto régimen de encierro en que se encuentra, tal y como lo ha denunciado esta semana su esposa Berta Valle a través del medio chileno El Libero.


“En una de las últimas visitas que él tuvo, comunicó a su hermana que al parecer están tratando de apagarlos, pues él trataba de recordar la historia, o algún texto, una película, es un profesor universitario muy apasionado por la historia, decía que comenzaba a olvidar fechas, nombres y eso fue una alarma, lo que nos permitió a nosotros comprender el nivel de opresión en las que viven los presos políticos en Nicaragua”, explicó Valle.

Denunció que en la cárcel El Chipote de Managua, a los reos de conciencia ni siquiera una Biblia les permiten, que para los familiares es el colmo, porque no ven la razón de mantenerlos fuera del alcance de cualquier lectura, al no ser que el Estado de Nicaragua quiera infligir en ellos un alto nivel de tortura emocional, sicológica e incluso espiritual.

Félix Maradiaga fue presentado por primera vez desde su detención en el mes de julio tras denuncias de su familia

“¿Por qué decimos que todas las personas presas políticas en el país están en riesgos?, pues por el nivel de incomunicación prolongada en que se encuentran, por ejemplo, Félix ha está en una situación terrible, que según los expertos, médicos forenses, siquiatras, se llama tortura blanca, que es un daño irreversible que se les está causando las personas presas políticas”, señaló la periodista nicaragüense.

Precisó que a Maradiaga lo tienen en una celda en total penumbra y no tiene acceso ni siquiera a un rayo de sol, solo es sacado de ese sitio una vez a la semana, la alimentación es deficiente porque ha perdido hasta 60 libras, además no tienen ninguna posibilidad de comunicarse entre ellos porque los obligan a permanecer en total silencia, ni siquiera pueden elevar alguna plegaria, por lo que este tipo de encierro les está causando mucho daño sicológico.

Afirmó que los familiares de Maradiaga en Nicaragua, tienen 55 días de no saber sobre su estado de salud porque desde entonces no les han permitido la visita, y en el caso de su hija de 9 años, su madre y su esposa, quien está exiliada y es perseguida política, tienen 500 días sin siquiera poder verlo a través de alguna videollamada, muchos menos que él tenga acceso a unos dibujos que le ha dedicado su pequeña hija.


Desde su detención en junio de 2021, Maradiaga no ha tenido contacto con su hija ni con su esposa

“Nosotros esperamos que Chile continue con su posición (respecto a la crisis de Nicaragua), también es importante que los jefes de Estado tengan la posibilidad de acercarse a (Daniel) Ortega y de alguna u otra manera hacerle ver al Estado de Nicaragua que tiene que hacer un cambio al rumbo que lleva al país”, subrayó Valle.

Lamentó que muchas veces la crisis de Nicaragua no está en la agenda mediática internacional, o al menos este asunto no es prioridad en los foros internacionales. “Pero el hecho de que haya países que impulsen soluciones en Nicaragua es valioso. Esperamos que la comunidad internacional nos ayude a salvar la vida de las personas presas políticas y hacer una transición democrática en Nicaragua a través de la aplicación de los mecanismos disponibles y ejercer presión a Ortega para que pueda liberar a estas personas”, recalcó la comunicadora.