Frijol y perecederos caros, maíz ha bajado de precio en Juigalpa



Para el ingeniero Pavel Molina Cruz, el huracán Julia, que azotó el territorio nacional el pasado domingo 9 de octubre, afectó en gran medida el ciclo de postrera, perjudicando el cultivo de frijol rojo que estaba listo para ser arrancado y que permitiría garantizar un buen abastecimiento en el mercado local y nacional.


Molina Cruz, expresidente de la Asociación de Ganaderos de Chontales, calcula que la producción de frijol rojo podría registrar una afectación entre el 20 y 30% debido a las inundaciones que experimentaron las áreas de siembra, fruto de las precipitaciones estimuladas por el fenómeno natural.


El maíz no presenta grandes daños

Considera el ex dirigente gremial, que en el rubro de maíz no hay daños significativos porque la mazorca estaba madura y en algunas comunidades ya habían tapiscado. “Gran parte de esa producción de maíz ya ingresó al mercado de Juigalpa, es más, el precio del maíz ha bajado un poco”, dijo.


Tras el paso del huracán Julia, se conoció a través de un informe presentado por las autoridades municipales que, en el sector de Los Esteros, jurisdicción de Juigalpa, contabilizaron afectaciones en unas 400 manzanas de arroz, lo que significaba un daño importante para el empresario que se dedica a esta actividad.


La libra de maíz en el mercado de Juigalpa ya superaba los 10 córdobas antes del huracán Julia. Eso había impulsado a las vendedoras de tortillas a incrementarle el precio en algunos lugares de 2 a 3 y la grande se ubicó en cinco córdobas, sin embargo, por el buen abastecimiento este alimento indispensable en la dieta de los nicaragüenses está regresando a su valor original, porque el quintal se compra en Juigalpa entre 800 y 750 córdobas.

El tomate también está caro

El ingeniero Pavel Molina Cruz, señala en su análisis, que los cultivos de tomate, chiltoma y otros perecederos no escaparon a la furia de la Julia y también hay daños, muestra de eso, es que ya la población está comprando más caro esos productos.




Luis Galeano, comerciantes de frutas y verduras en el Mercado Central de Juigalpa, sostuvo, que después del fenómeno natural la libra de tomate pasó de 8 a 17 y 20 córdobas, la zanahoria llega a los 30, el chayote se vende en 20, la libra de cebolla se cotiza en 30 y así otros perecederos vienen subiendo sus valores.


El ex presidente de Asogacho, sostiene, que la libra de frijol rojo se compra en la actualidad entre 30 y 32 córdobas dependiendo la calidad y vaticina que el precio puede bajar hasta que salga la cosecha de apante. “El precio del frijol rojo va a depender del rendimiento de los resultados de la siembra de apante”, aseguró.