top of page

Frutas de verano invaden mercados de Somoto y Estelí



La Semana Santa está próxima y con ella, además de las actividades religiosas, muchas de las cuales el gobierno nicaragüense ha prohibido, se activan los viajes a las playas, en donde no puede faltar una cesta con las tradicionales frutas veraniegas.


Las sandías, melones, papayas, mangos, mandarinas, jocotes y las piñas son entre otras las frutas que ya se encuentran en las canastas de los módulos y puestos de ventas de los comerciantes de las ciudades de Somoto y Estelí, esto como parte de los productos que tradicionalmente se consumen con la llegada cada año del verano o Semana Santa.


Hasta ahora, los precios de la gran mayoría de estas apetecidas frutas han ido bajando de costos conforme aumenta la oferta y se incentiva la demanda de parte de los consumidores, según confirmaron comerciantes que se ubican en los alrededores del mercado municipal de las ciudades de Somoto y Estelí, donde las ventas comienzan a activarse después de las bajas registradas en todo el mes de enero y febrero.


Ahora lo que se está moviendo más son las sandías que las estamos vendiendo a 30, 50, 80, 100 y 150 córdobas la unidad, dependiendo el tamaño, y la piña que las ofertamos a 30 córdobas. También se está moviendo mucho los jocotes que ofertamos la bolsa a 10 córdobas, detalló Francisco Noel Díaz, comerciante de las inmediaciones del mercado municipal de la ciudad de Somoto, cabecera del departamento de Madriz.



Añadió que todos estos productos, son llevados por comerciantes mayoristas que se compran de los departamentos de Chinandega, León, Masaya y Estelí, “hay otra parte de las familias campesinas de varias zonas de Madriz y también productos que vienen de Honduras”, señaló.


Melón, uno de los más caros


Por su lado, el comerciante somoteño Franklin Ramón Ramírez, asegura que el único producto que hasta ahora se mantiene un poco más caro es el melón, el cual antes se cotizaba en 25 córdobas. “Ahora lo estamos ofertando entre 40 y 50 córdobas dependiendo el tamaño. Otros productos que todavía conservan precios de otros años son la mandarina, la papaya, y el mango”, expuso Ramírez, quien tiene su puesto de frutas en el mercado de Somoto.


Las naranjas y las guayabas son hasta ahora las frutas que apenas comienzan a llegar a estas localidades. “Esta semana esperamos que ya comience a llegar a Estelí estas frutas que tienen una gran demanda en esta época de veranos. Estos productos son traídos de zonas como Chinandega, León, Masaya y Rivas, que es donde mayormente proceden”, dijo Héctor Machado López, comerciante de las afueras del mercado Alfredo Lazo de la ciudad de Estelí, donde también han llegado comerciantes informales de otras localidades.




Mientras que al interior de los mercados municipales de ambas ciudades, ya se oferta el pescado seco. “Estamos vendiendo el pescado seco y las boruchas (bolsas de pescado pequeñito) para las sopas de ahora de Semana Santa, y las estamos ofertando la unidad a 100 y 150 córdobas, dependiendo el tamaño”, dijo la comerciante Sonia del Carmen Martínez Casco.


Los comerciantes somoteños y estelianos esperan este año mejorar las ventas de estas frutas que tienen mayor demanda en esta época de verano, ya que algunos recuerdan que en los últimos tres años anteriores, las ventas fueron malas.

Para hidratar el cuerpo


El pediatra Ricardo Altamirano y la médico general naturo ortopática, Lidia Vanesa Talavera, coincidieron en señalar la necesidad del consumo de frutas como una forma de mantener hidratado el cuerpo con la llegada de la época de verano y de la Semana Santa. “Recordemos que esta época es de fuertes calores y exposiciones solares, por eso debemos de consumir mucha fruta como la sandía, melón, papaya, piña y otros que contienen abundancia de agua, además de sus beneficios para la salud”, dijo la doctora Talavera.




Ambos médicos somoteños recomendaron que las personas, principalmente de la tercera edad, consuman mucha fruta que generan nutrientes e hidratan el cuerpo previniendo problemas de hipertensión o de infarto. “Recordemos que las frutas jugosas ayudan a hidratar el cuerpo en esta época de exceso calor solar, y que afecta principalmente a los que padecen de la presión arterial o con problemas de hipertensión. También no hay que olvidar a los niños a mantener una protección de su piel”, dijo el doctor Altamirano.


La doctora Talavera, una médico enfocada en el área naturo ortopática, una profesional de la salud que posee conocimientos de la medicina alopática, pero que conoce los saberes y terapias de la medicina natural para ayudar a sanar, prevenir y mejorar la salud, reiteró que en esta época hay que alimentarse sanamente consumiendo frutas y verduras.


Lo más recomendable, es que la gente tome medidas extremas para esta época de Semana Santa, que es cuando el sol se vuelve implacable con el exceso de calor que produce durante el día y la noche, y deben consumir algunas frutas, claro está que antes deben consultar con su médico, porque algunas contienen mucho azúcares y si padecen de la diabetes los puede perjudicar, dijo. También recomendó no consumir sal cuando comen frutas.

Entre las frutas que recomendó para esta época está la papaya, el limón, el mango, la piña, la sandía, banano y la naranja, y también pidió consumir agua, además de realizarse antes controles médicos del colesterol y los triglicéridos y chequeos del ritmo cardiaco.


Comments


bottom of page