Nicaragua "premia" con nacionalidad a exfuncionarios señalados por corrupción en Centroamérica


Los expresidentes Salvador Sánchez Cerén y Mauricio Funes se encuentran prófugos de la justicia de El Salvador

Nicaragua se está convirtiendo en el "lugar seguro" para exfuncionarios acusados de corrupción en sus país. El nuevo "nica" es Víctor Roberto Zaldívar Iraheta, un exdiputado suplente del Partido de Concertación Nacional (PCN) de El Salvador durante el período 2003-2006.


Según lo expuesto en La Gaceta, Zaldívar Iraheta acreditó su residencia permanente en el país desde el 31 de agosto de 2014 de forma continua e ininterrupida. Además, dijo ser inversionista y tener un vínculo de consanguinidad con una nicaragüense.

Victor Zaldívar en 2016 en Nicaragua

En 2017, el exfuncionario fue circulado en una lista de 76 funcionarios y exfuncionarios que se encontraban bajo inveestigación por irregularidades en sus declaraciones de patrimonio por la sección de Providad de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador; lista en la que también se encontraban los expresidentes Francisco Flores, Elías Antonio Saca y Mauricio Funes.


Según medios salvadoreños el caso contra Zaldívar Iraheta prescribió en 2016.


Dos expresidentes salvadoreños en Nicaragua


Víctor Roberto Zaldívar es solamente uno de los casos de funcionarios salvadoreños que han huido a Nicaragua para evitar ser enjuiciados en sus países, uno de los más sonados ha sido el de Mauricio Funes, presidente en el período 2009-2014, que es acusado por la justicia salvadoreña de malversar 351 millones de dólares del dinero público, en el que además estaban involucrados familiares, amigos y colaboradores.


Además de Funes, su esposa Ada Michel Guzmán, y dos de sus hijos recibieron el beneficio de la nacionalidad nicaragüense.

Mauricio Funes se encuentra en Nicaragua para evadir la justicia salvadoreña

Otro expresidente que ahora es "orgullosamente nicaragüense" es Salvador Sánchez Cerén, que está prófugo de la justicia salvadoreña y es señalado por cometer enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.


Cerén no vino solo, trajo consigo a toda su familia, esposa, dos hijos, nietos, yerno y hasta bisnietos que ahora gozan de los privilegios de ser nicaragüense.


La familia del expresidente Salvador Sánchez Cerén ya es nicaragüense

Hondureños también con beneficios


Al menos dos exfuncionarios durante el mandato del presidente Juan Orlando Hernández, extraditado a Estados Unidos por una serie de delitos, entre ellos narcotráfico, han sido beneficiados por el Gobierno Ortega-Murillo con nacionalizaciones. Uno de ellos es Ricardo Leonel Cardona López, denunciado por supuestos actos de irregularidades cuando presidió la secretaría de Desarrollo e Inclusión Social.


Otro es, Ebal Jair Díaz Lupian, exsecretario del expresidiente hondureño y considerado un colaborador directo de Hernández que fue investigado por el mal uso de fondos públicos.