Gobernantes se sienten amenazados con el periodismo independiente, revela informe Sombra 2021



Desde inicio del 2021 previo a las votaciones generales de noviembre, el Gobierno Ortega- Murillo comenzó una nueva ola de persecución en contra de periodistas y medios de comunicación independientes. De igual manera las autoridades utilizaron leyes represivas aprobadas en el 2020 como la Ley de Agentes Extranjeros, Ley de Ciberdelito y la llamada Ley de Seguridad Nacional para judicializar a sus oponentes políticos que eran aspirantes presidenciales, según informó Voces del Sur a través del tema Libertad de Expresión: Sombra 2021.


Guillermo Medrano de la Organización para la libertad de prensa de Nicaragua explicó que en esta misma campaña de persecución gubernamental, varias personas de sociedad civil, y en este caso, miembros de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, una organización con 23 años de promover la libertad de prensa y el acceso a la información pública, fueron apresados por Gobierno.

“En Nicaragua se registra 701 alertas, un incremento del 149 por ciento con respecto al 2020, de estas el 43 por ciento corresponde al uso abusivo del poder estatal, el 41 por ciento a agresiones y ataque, y el 9 por ciento a procesos judiciales. Actualmente hay siete personas ligadas a los medios de comunicación encarceladas, varios periodistas, directivos y administradores de medios han sido apresados”, indicó Medrano.



Panelistas del informe Sombra 2021

Subrayó que la persecución contra la prensa independiente en Nicaragua también se realiza desde el espacio digital porque existe una campaña permanente del gobierno contra periodistas y medios independientes a los que acusa de “golpistas” y que el gobierno de Nicaragua utiliza el sistema judicial y todas las instituciones estatales para controlar, hostigar y tratar de silenciar a la prensa independiente.


Este mismo informe registra que en América Latina hay un total de 57 periodistas asesinados por su labor, de estos 17 en 2020, 14 en 2021 y 26 en lo que va de este año.



“Hemos visto cómo cada vez hay más gobernantes que están seducidos por esta idea populista de querer coartar cualquier posibilidad de libertad de expresión y de prensa. Gobernantes que se sienten amenazados por el trabajo de las personas periodistas y por el descubrimiento constante de casos de corrupción en los diferentes países del continente”, dijo César Faguaga, de la Asociación de periodistas de El Salvador.



Agregó que esta situación contra la prensa independiente es una plaga que tiene América Latina, de gobernantes que no están respetando el derecho de la población a recibir información.


En tanto en Nicaragua se ha empleado la Ley de Ciberdelitos como principal herramienta contra la prensa independiente, y hasta la fecha llevan 28 medios cerrados, asimismo fueron citados más de 50 periodistas ante la Fiscalía para interrogatorios amenazantes de procesos judiciales.


AL MENOS SIETE MUERTOS POR ACCIDENTES DE TRÁNSITO EL FIN DE SEMANA