Gobierno niega ingreso al país a otro sacerdote nicaragüense




La represión gubernamental contra líderes de la Iglesia Católica en Nicaragua al parecer no han cesado pues esta vez le correspondió al sacerdote franciscano fray Juan Carlos Treminio, a quien no lo dejaron regresar a su país, después de participar de una reunión de su congregación en Guatemala.


Según el medio Mosaico CSI, justo cuando el religioso nicaragüense se disponía a regresar, se le notificó que el Ministerio de Gobernación a través de la Dirección de Migración y Extranjería le había negado el ingreso.

Este sacerdote ostenta el cargo de superior de la Orden de frailes Menores en la parroquia Nuestra Señora del Rosario de Fátima en la colonia Centroamérica. Al momento en que le negaron la entrada al país, Treminio estuvo en una reunión de la Comisión de formación Permanente de la Provincia franciscana Nuestra Señora de Guadalupe de Centroamérica y Panamá con sede en Guatemala.


El religioso franciscano es originario del municipio de Darío en Matagalpa, y el 30 de julio cumplió 17 años de haber sido ordenado sacerdote. Hasta el momento ni Treminio, mucho menos el Cardenal Leopoldo Brenes se han pronunciado al respecto, pues la represión gubernamental se sigue ensañando con la iglesia católica de este país.


A otros franciscanos a quienes se le negó la entrada al país en enero del 2021, fue al sacerdote Santos Fabián Mejía, de origen salvadoreño y cura párroco de la iglesia San Francisco de Asís de la Diócesis de Juigalpa y al también salvadoreño fray Javier Lemus, párroco de la parroquia Inmaculado Corazón de María de Matagalpa.


Desde 2021 hasta la fecha se le ha negado la entrada al país a siete curas, y al menos unos 12 sacerdotes se han visto obligado a abandonar su país para salvaguardar su integridad física.