Granadinos entusiasmados y listos para celebrar la Purísima después de dos años de pandemia



La feligresía católica de la ciudad de Granada se prepara para celebrar las fiestas marianas, luego de dos años consecutivos en los que se suspendieron las actividades religiosas como medida de prevención ante la pandemia del Covid-19.


El novenario de la “Conchita", patrona de Granada, y cuya imagen en 2021 cumplió 300 años, es una tradición que incluye visitas a las principales 10 calles de esta ciudad.


La imagen de la virgen María es acompañada de la algarabía y devoción de los fieles desde el 28 de noviembre, cuando es bajada de su nicho, hasta el 8 de diciembre que es elevada a su altar en la catedral de León.


Su veneración inicia con el novenario previo a la tradicional “gritería” y culmina el 8 de diciembre con la celebración del dogma de la iglesia católica que es la fe de que María fue concebida sin pecado original. Durante ese tiempo se le recibe con creativos altares adornados de las tradicionales flores de pascuas y madroño.



Tradicionalistas se ajustan a la crisis económica


Xiomara Tórrez, quien es miembro del comité organizador de la calle La Concepción, donde el próximo 3 de diciembre llegará la imagen de la Purísima para ser venerada, manifestó su alegría de retomar esta celebración mariana luego de dos años suspendidos por la pandemia del coronavirus.



Tórrez, quien colabora con la tesorería de este comité, explicó que desde hace meses se han preparado actividades para recaudar fondos y celebrar “a lo grande” el regreso del tradicional recorrido de la virgen por estas calles granadinas.


La tradición en Granada es que cada calle se prepare para recibir la imagen peregrina de la, sin embargo, este año surgieron algunos cambios por motivos económicos. Tórrez, quien heredó de sus padres la devoción a la Madre Santísima, detalló que el comité ha decidido que su sector se junte con la calle “Pueblo Chiquito” para la celebración del próximo 3 de diciembre.


“La costumbre es que cada calle principal trabaje individual, pero debido a la situación económica decidimos unirnos este año (con Pueblo Chiquito) para recaudar más fondos y hacer más actividades”, indicó.

Procesiones diarias


Juan Diego Chavarría, presidente del comité organizador, recordó que en 2021 no hubo procesiones religiosas por la pandemia pero rememoró las actividades marianas a lo interno de la catedral para celebrar el 300 aniversario de la imagen de la virgen.


Ahora que se retomará la tradicional visita de la Purísima, Chavarría destacó que “el sentido principal es la devoción a la madre de Dios y el gozo de celebrar con rezos del Rosario, prédicas y conciertos folklóricos”, detalló.


El tradicionalista prevé que todos los días se realice procesiones acompañada de la feligresía, pese a la negativa del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo de prohibir las demostraciones religiosas en las calles como supuesta medida “de seguridad pública”.


“Inicia el 28 de noviembre con la bajada de la imagen de la virgen y una diana muy concurrida. Del 29 de noviembre al 7 de diciembre, es el novenario, en la mañana la misa y en la tarde en la calle, el altar y la procesión”, sostuvo Chavarría.

Se espera que la celebración mariana en la Gran Sultana culmine el próximo 8 de diciembre con una misa solemne celebrada por el obispo Jorge Solorzano Pérez y con la subida de la imagen luego de su entronización con una procesión por las principales calles de la ciudad en horas de la noche.