Gritería Chiquita en León, 75 años de devoción a María



A pesar de la crisis económica que atraviesa el país, en miles de hogares nicaragüenses se disponen este 14 de agosto, a elaborar sus altares para celebrar la denominada “gritería chiquita”, por la Asunción de María que inició en la ciudad de León, una fe mariana que desborda al pueblo católico de Nicaragua, que se dispone a las seis de la tarde echarle vivas a esta advocación.


Fuentes Confiables consultó a un teólogo nicaragüense sobre esta celebración católica y explicó que esta advocación tiene muchos fieles devotos porque Nicaragua es mariana, además su intervención divina ha estado presente para proteger al pueblo de ciertos desastres naturales, es por eso que este domingo la población saldrá a las calles a celebrar.


Se ha sabido que la Virgen ha sido la protectora de Nicaragua en toda su historia, los indígenas incluso durante la evangelización, se identificaron bastante con la madre de el Salvador, también los colonizadores promovieron varias advocaciones de la Virgen, entre ellas la Inmaculada Concepción", refirió el experto.

En Nicaragua la gritería nace en la advocación de la Asunción de María, cuando el cerro Negro hizo una explosión a mediados de los años 40, y Monseñor Isidoro Reyes, dispuso a la población que se hiciera una gritería chiquita para que cesara la erupción, es lo que han explicado a lo largo de los 75 años de esta devoción.





El teólogo indicó que la virgen María siempre ha protegido a Nicaragua de los embates del mal, porque siempre ha estado presente e identificada con los pueblos indígenas. Enfatizó que esta fe se ha extendido a otros países porque los nicaragüenses se identifican con lo suyo y de esa forma transmiten esa fe a la Virgen Santísima, por eso esta celebración se ha diseminado por los rincones del país donde las personas se disponen a repartir muchas cosas porque los nicaragüenses son muy generosos.


El mensaje de la Virgen es promulgar la paz, pero no de la boca hacia afuera, no tener odio hacia nuestros demás hermanos nicaragüenses porque todos hemos nacido aquí, no promover violencia de ningún tipo y comenzar nosotros a experimentar realmente ese espíritu cristiano, que es difícil, pero debemos perdonar setenta veces siete como dijo recientemente monseñor (Rolando) Álvarez, y pues creo que la Virgen nos acompaña en ese perdón”, recalcó.  




Como todos los años desde 1947, estas festividades marianas iniciaron en el altar mayor de la basílica de la Catedral de León con el tradicional grito de: ¿Quién causa tanta alegría?, y la respuesta al unísono es: “¡La Asunción de María!”.


La festividad central se realizará este domingo a partir de las seis de la tarde en esta ciudad metropolitana.   

AL MENOS SIETE MUERTOS POR ACCIDENTES DE TRÁNSITO EL FIN DE SEMANA