top of page

Indígenas de la Costa Caribe no aguantan más la invasión y extracción de sus recursos naturales



Desesperados, atemorizados y desamparados se sienten los miembros de las comunidades indígenas de la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN) por la grave crisis humanitaria y ambiental que están viviendo en la actualidad debido a la masiva invasión de los colonos en los territorios indígenas.


Por eso el Consejo de ancianos de la Moskitia en coordinación con los líderes territoriales, comunales, jóvenes y excombatientes indígenas, hicieron un llamado a través de un comunicado, al gobierno de Nicaragua, comunidad internacional y sociedad civil a poner atención a la violación de sus derechos humanos como indígenas y una pronta respuesta a las múltiples demandas ante esta situación de emergencia.


Desde la llegada de los españoles, los programas ejecutivos del Estado nación han sido diseñados para despojarnos de nuestra identidad cultural, desaparecernos como pueblo, raza, etnia y nación. Aunque hayan prometido llevarnos por el sendero del desarrollo social, cultural y económico, por el contrario, nos han llevado al ocaso, con la invasión de colonos, nos están llevando al sometimiento y exterminio”, reza parte del comunicado indígena.



Las principales quejas y demandas son contra el gobierno de Daniel Ortega, comenzando por el arrebato electoral al partido indígena YATHAMA durante las elecciones municipales del 2022. Así como la represión policial a la marcha de celebración del Día de la Organización y Resistencia Indígena, el pasado 11 de noviembre cuando resultaron varios jóvenes detenidos.


También denunciaron el otorgamiento de concesiones de pescas marítimas a empresarios chinos y colonos, pasando sobre el consentimiento de los comunitarios.

De igual manera recordaron las promesas incumplidas del gobierno de Ortega, cuando en 2014 los indígenas expulsaron a 65 familias de colonos, el mandatario en ese entonces se comprometió a delimitar los carriles y desalojar a los colones, sin embargo, hasta la fecha el 80% de sus tierras están invadidas.


El 29 de octubre de 2017 Ortega se comprometió públicamente a no permitir que los colonos mancharan el mapa de las tenencias de las tierras indígenas de la Costa Caribe y a sancionar a los vendedores de tierras, pero no sucedió.


Basado a lo anterior, los demandantes exigen respetar el marco jurídico nacional e internacional de los derechos de los pueblos indígenas y afrodescendientes, así como iniciar de forma urgente el saneamiento de los territorios, así como dejar de vigilar, amenazar y limitar el trabajo de los liderazgos comunitarios y tradicionales sin injerencia externa.


“Regular las afectaciones ambientales y extractivismo de los colonos, también brindar a los comunitarios el uso y goce de los recursos naturales. Realizar consultas amplias a las comunidades ante cualquier proyecto de Estado que se vaya a desarrollar o cualquier concesión de aprovechamiento de recursos naturales”, detalla la proclama.

Y es que las comunidades indígenas de la Costa Caribe Norte de Nicaragua, por años han denunciado la invasión de los colonos a sus territorios, también la persecución, desplazamientos y asesinatos de sus líderes comunitarios, así como la extracción de sus recursos naturales por empresas de colonos, dejándolos indefensos y casi en la miseria, todo con la venia del gobierno de Nicaragua.

Comentários


bottom of page