Organizaciones juveniles abandonan la UNAB por falta de respaldo a sus iniciativas



Las continuas diferencias entre la Unidad Azul y Blanco (UNAB) y grupos juveniles, terminó con la separación de ambas organizaciones, pues los jóvenes argumentan que se sentían excluidos y que no había respaldo en sus iniciativas, porque el Consejo Político (CP) les ha dado largas a sus peticiones de integrar las diferentes comisiones.


Edgar Blanco coordinador de la Unidad Juvenil y Estudiantil, contó que recientemente tomaron la decisión de separarse junto a la Unidad Juvenil y Estudiantil, que representa al 85% del sector estudiantil y juvenil. Argumenta que no se sienten respaldados por la UNAB, al contrario, los han dejado sin participación real en los espacios de toma de decisión y acción como los comités.

“No hay un apoyo real a las organizaciones juveniles; a pesar de que nosotros si apoyábamos a la UNAB, respaldándole y compartiendo sus iniciativas. Desde que este CP asumió, hemos pedido se nos integre a las comisiones y secretarías técnicas, teníamos derecho como miembros, se nos puso varias excusas, 9 meses esperando respuesta del CP y a nuestros 2 CP jóvenes les daban largas también, Hicimos múltiples reclamos de forma bilateral y en asamblea de la Unidad, incluso el CP joven impulsó nuestras peticiones y fueron desoídas por los demás CP”, sostuvo el dirigente juvenil.

Por su parte la UNAB a través de un comunicado confirmó la salida de los jóvenes “que han optado continuar la lucha por la democracia desde su propia dinámica y con autonomía. Estamos seguro que trabajaremos de manera conjunta lo mismo que con otras organizaciones democráticas”.

Agrega que durante los cuatro años de existencia de la UNAB, han sido objeto de represión por parte del gobierno de Nicaragua a través de cárcel, acoso y chantaje, pero se mantienen firmes en la lucha por la democratización de Nicaragua, y que recogen en su diversidad a gran parte del movimiento Azul y Blanco, por lo que seguirán apostando y trabajando por la unidad de las fuerzas democráticas como condición para mediante la resistencia y movilización cívica, conquistar la democracia.


Los movimientos juveniles que decidieron abandonar la UNAB son Fuerza Estudiantil Nicaragüense (FENI), Movimiento UNAN en Pie (UEP), Acción Universitaria, Movimiento Cívico 19 de Abril de Matagalpa, Movimiento Estudiantil de Apoyo a la Democracia (MEAD), Asociación Juvenil Indígena de la Moskitia (AJIM).