Organizaciones de DDHH piden a la CIDH dar seguimiento a medidas cautelares otorgadas a opositores



El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más se sumó al pronunciamiento conjunto sobre la audiencia pública que realizó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que tuvo como tema principal la situación de la Libertad de Asociación de Nicaragua.


En la audiencia participaron 18 organizaciones tanto nacionales como internacionales donde denunciaron la "sistemática violación" de la libertad de asociación y el derecho de defender Derechos Humanos en Nicaragua.


En Nicaragua desde el 2018 hasta la fecha se han cancelado las personerías jurídicas de aproximadamente 2,634 ONGs, de las cuales 2,510 han sido canceladas en marzo de este año. Además, al menos 43 fueron allanadas por el Gobierno que también se tomó arbitrariamente el patrimonio de estas.

"Todas las organizaciones que defienden la democracia están en peligro, la criminalización y represión contra las personas defensoras de derechos humanos es ilegal", manifestó la comisionada de la CIDH, Margarette May.

En la conferencia organizada por el Colectivo donde se leyó el pronunciamiento, también estuvo presente Mónica Baltodano que manifestó que "Los comisionados están bastante informados sobre lo que ocurre en Nicaragua y están solidarios con el sufrimiento del pueblo nicaragüense".


Baltodano, expresó que las organizaciones solicitaron a la CIDH que dieran seguimiento a las medidas cautelares que han brindado a ciudadanos nicaragüenses en riesgo, así como al tema de la violencia con el que se está reprimiendo el derecho de asociación.


Por su parte, Carlos Guadamuz, en representación del Colectivo Nunca Más, relató que las ONG´s que participaron en la audiencia han realizado las debidas documentaciones a las violaciones a Derechos Humanos.

Los comisionados mostraron una especial preocupación con respecto al Poder Judicial ya que este ha servido como para incriminar a los opositores con un marco legal "estigmatizante".

En tanto, Ana Quirós, que fue expulsada por el Gobierno de Daniel Ortega, se refirió sobre los efectos del cierre de estas ONG´s y como el "Personal" que trabajaba en las organizaciones canceladas quedó "en el aire", ya que no se les fueron canceladas las prestaciones laborales a las que tenían derecho.


Pero no solo organizaciones defensoras de Derechos Humanos han sido afectadas, sino también aproximadamente unas 100 ONG´s que se dedican al arte y la cultura fueron canceladas por el Gobierno.