Misas en Las Segovias vigiladas por simpatizantes FSLN, denuncian feligreses católicos



Las misas oficiadas por sacerdotes en las diferentes templos o iglesias católicas de la mayoría de los 27 municipios que conforman los departamentos de Estelí, Madriz y Nueva Segovia estarían siendo vigiladas por conocidos exmiembros del extinto Ministerio del Interior o Seguridad del Estado, los que ingresan durante las homilías y se ubican al final para hacer fotos y videos con sus celulares, aseguran algunos párrocos consultados al respecto.


También feligreses católicos que asisten con mucha frecuencia a las misas del templo católico Santiago Apóstol de la ciudad de Somoto, cabecera del departamento de Madriz, aseguran que supuestamente el exmiembro de la Seguridad del Estado William Ortega, conocido como Williom, es visto en casi todas las misas sentarse al final del salón del templo.


“Antes ni venía a misa, ahora no falla y se mantiene con un celular en la mano”, aseguró una ciudadana católica que asegura lo ha visto todo sospechoso.

William Ortega, Williom, fue miembro de la tenebrosa Seguridad del Estado en la década de los años 80 y después que Daniel Ortega perdiera las elecciones, el 25 de febrero de 1990, contra la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro se convirtió en miembro del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) hasta que Ortega volvió al poder en noviembre del 2007, periodo en el que fue visto como un sandinista activo en la rebelión popular de abril del 2018, donde participó como un paramilitar y ahora es el jefe de inteligencia del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en Madriz.


Además, en los municipios de San Lucas, San José de Cusmapa, Totogalpa, Palacagüina y San Juan del Río Coco, zonas de Madriz, ciudadanos católicos aseguran que después de lo ocurrido con Monseñor Rolando Álvarez, quien fue sacado junto a otros religiosos a la fuerza de la Curia Episcopal de Matagalpa, las misas en los templos y parroquias son vigiladas a diario por conocidos sandinistas que pertenecieron a la Seguridad del Estado en los años 80.


También, en la iglesia de la ciudad de Ocotal y templos de los municipios de Mozonte, Ciudad Antigua, San Fernando, Jalapa, Murra y Quilalí, zonas del departamento de Nueva Segovia, los fieles católicos ven dentro de los templos y parroquias a conocidos sandinistas que integraron los grupos de paramilitares, muchos de ellos excombatientes históricos o exmiembros del Ministerio del Interior, vigilando disimuladamente las misas de los sacerdotes.




En Estelí tampoco se salvan los templos y la iglesia, esta última es la más vigilada porque ahí es donde también daba misa el obispo Álvarez, quien estaba a cargo de la Diócesis Estelí, después que Monseñor Juan Abelardo Mata Guevara se retirara.


“Aquí vienen conocidos sandinistas y se sientan en las bancas de la iglesia durante las misas, a veces se van ya casi al finalizar”, dijo una feligresa que pidió únicamente la identificáramos como Carmen del Socorro.

Varios sacerdotes, contactados de algunos municipios de Madriz y Nueva Segovia dijeron que ya estaban acostumbrados a las vigilancias del gobierno, “después de lo ocurrido en abril del 2018, las iglesias, los sacerdotes y obispos hemos estado siendo vigilados por el gobierno"


"Nosotros únicamente nos dedicamos a oficiar misa y otras actividades propias de la iglesia. Ya no estamos realizando actividades o eventos religiosos que antes se realizaban en las celebraciones de las fiestas patronales de cada municipio”, finalizó diciendo uno de los sacerdotes de un municipio de Madriz.


AL MENOS SIETE MUERTOS POR ACCIDENTES DE TRÁNSITO EL FIN DE SEMANA