• Redacción Central

Nicaragua "indignada y furiosa" por carta que recibió de Argentina


Canciller de Argentina Felipe Solá

El gobierno de Nicaragua se mostró indignado por una carta enviada por autoridades de Argentina donde se mostraron preocupados por la situación socio política nicaragüense.


En entrevista con el diario El Clarín el canciller argentino Felipe Solá explicó que el 11 de junio de 2021 le enviaron una comunicación escrita a las autoridades nicaragüenses y que la respuesta fue una llamada llena de enojo.


"Le decimos de todo a Nicaragua y Nicaragua se indigna. El canciller nicaragüense me llamó y estaba hecho una furia. (La carta habla de “profunda preocupación a partir de la reforma electoral del 4 de mayo y muy especialmente luego de la detención de prominentes figuras políticas” y advierte sobre “un deterioro en la situación de los derechos humanos”)", explicó en funcionario argentino.
Canciller de Nicaragua, Denis Moncada

Justificó su abstención en la Organización de Estados Americanos donde se aprobó una resolución de rechazo a los más recientes actos represivos de Daniel Ortega.


"Nosotros discutimos la resolución hasta donde pudimos y después el Presidente dijo: "No me convence, se meten con las leyes, no me convence". El tema es que ya habíamos advertido unilateralmente nuestra posición a través de una carta al canciller nicaragüense, antes de la votación, y la opinión pública no tenía esa carta que le mandamos el 11 de junio", precisó.

Descartó que Argentina tenga un doble rasero sobre la situación de derechos humanos que ocurre en Nicaragua y Colombia.


"Estamos hablando de derechos humanos. En derechos humanos no hay doble rasero. Nosotros condenamos a Nicaragua. ¿Por qué? Primero lo condenamos por las acciones del 2018 que generaron entre 200 y 300 muertos y votamos en marzo en el consejo de derechos humanos de Ginebra en contra de Nicaragua por el informe de Bachelet sobre ese año. Y ahora condenamos también por las detenciones. Pero tenemos derecho a condenar lo que queremos condenar, no lo que quieren condenar otros", justificó.


SE CIERRA AL DIALOGO


Esta mañana la Ministra de Relaciones Exteriores de España reveló intentos fallidos de diálogo discreto con el gobierno de Daniel Ortega.


"He buscado el diálogo con ellos, para buscar que se reviertan una serie de medidas que atentan contra los ciudadanos nicaragüenses, contra sus derechos, contra su capacidad de ser actores políticos, que atentan contra principios de funcionamientos básicos de Nicaragua", indicó Arancha González.


"De momento no veo progreso en esa dirección", agregó la funcionaria española. Y advirtió que en los próximas semanas adoptarán "medidas que ayuden a defender los derechos de los ciudadanos nicaragüenses".




308 vistas0 comentarios