top of page

Nicaragua cumple un año fuera de la OEA



El pasado 19 de noviembre se cumplió un año desde que el Gobierno de Nicaragua a través de la Cancillería anunciaba su retiro de la Organización de Estados Americanos (OEA) por el supuesto irrespeto e injerencia en los asuntos internos del país y tras una resolución donde rechazaba el resultado de las votaciones presidenciales de 2021 en que fue reelecto Daniel Ortega.


Sin embargo, para que Nicaragua este totalmente fuera de la organización, todavía debe esperar un año, y mientras el país sea miembro, debe acatar los compromisos que suscribió al firmar la Carta Democrática. Para analistas, pese a esta medida, el Gobierno de Ortega continúa reprimiendo a los opositores, "incluso con más libertad", sin los compromisos de protección a los derechos humanos.



"Yo creo que el mayor golpe que se da al retirarse de la OEA es el tema de los derechos humanos porque, cuando se cumplan los dos años, esta vinculación que, de hecho, la han roto, pero de derecho todavía mantienen con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; pues definitivamente se va a romper", dijo el exembajador Arturo McFields en entrevista con la Voz de América.


Pero Ortega, no solo decidió abandonar la OEA, sino que expulsó a la representación que se encontraba en Managua y mandó a confiscar el edificio donde funcionaban las oficinas.

De igual manera, McFields señala que Nicaragua no ha mostrado el más mínimo interés por retornar al foro regional. "Si Nicaragua quisiera retornar a la OEA, bastaría enviar una nota verbal al organismo antes de que se cumplan los dos años".



Por su parte, otros analistas consultados por la VOA, como Eduardo Ulibarri, exembajador de Costa Rica ante las Naciones Unidas, manifestó que es difícil un cambio en Nicaragua a un año de haber anunciado su retiro de la OEA.


"El régimen tiene una línea, un trayecto, una ruta represiva de eliminación de cualquier elemento de independencia o de oposición en el país. La salida de la OEA fue parte de esa línea. Nicaragua se deshizo del compromiso que implicaba estar en una organización regional como la OEA, y con ello tiene más libertad de "desarrollar la política de control absoluto, de represión", explicó Ulibarri.

Tras su decisión de hace un año, Ortega ha ratificado en múltiples ocasiones que la salida del país es irrevocable y ha tildado a la OEA como una "colonia de Estados Unidos" y al Secretario Ejecutivo, Luis Almagro de títere del Gobierno norteamericano.




تعليقات


bottom of page